Wikipedia

Resultados de la búsqueda

traductor Language menu

1 de enero de 2012

El cuento del El País de la Piel de Toro

El País de la Piel de Toro

este relato,desgraciadamente,ha sido manipulado o traducido mal, sin consentimiento del autor. cambiaron el orden de las frases, algunos que se aburren y no se han enterado, que con muy poquito y con mucha ilusión, uno puede viajar hasta dar la vuelta Mundo. depende de que camino elijas.http://www.jornadasgrandesviajes.es/



Enrique Hidalgo para elpasidelapieldeltoro@hotmail.com


      Notas del autor.

Dedico este cuento, a mis seres  queridos padres, familia y amigos, sin el consentimientos de ellos, seguramente no podría viajar tan  a menudo por él País del Toro, quiero dar las gracias, a Osborne por ese símbolo tan maravilloso, que yo de pequeño, cuando viajaba con mi familia se nos hacía el camino más ameno y gracias al él yo he podido escribir este cuento, con este símbolo que me ha acompañado y recordado que merece todo el respeto, en el país del toro, segundo lugar, no sé porque lo he hecho, no sé porque lo hice y no sé porque lo volvería hacer. Y tercer lugar porque me siento orgulloso de poder encontrar gente maravillosa en el país del toro, aunque no me acuerde de sus nombres, para todos vosotros con mucho ROMA.


 Les aseguro que esto es pura invención mía, todo lo relacionado con la realidad, es pura coincidencia.
(Bueno algunas frases reconozco, que otros amigos las dejan reflejadas en escrito, para esta ocasión)....
      




Viaje con Nosotros la Orquesta Mondragón que en los años 80 me cautivo con esta cancion.

Introducción.  



Realice este libro,  a principio del año 2007 con idas y venidas, a un hospital de Extremadura, me llamó la atención, en la puerta ondeaba las banderas de la comunidad autónoma, como la nacional, reconozco que me gustaba y me sentía bien contemplarlas, he hice algunas fotografía en el entorno, como fue una Rosa amarilla y una fila de Palmeras que yo gustosamente me atreví a llamarlas Majestades, por la antigüedad  que se ve en ellas, teniendo más de cuarenta años en la plantación, siendo un simple niño ya estaban plantadas, que a lo largo ancho de nuestro territorio están, como si fueran un árbol autóctono, e incluso parte es de nuestra fauna. Ya en mi domicilio, contemplado una copia del cuadro la ventana,  de Salvador Dalí y que gustosamente me siento fascinado por él, me hace estar bien, me imagino lo que una persona en esa postura, puede llegar a ver, e inventar cualquier guión , a su alrededor. Respecto al protagonista he querido que sea un Galápago Americano, este ami guito, lo que tiene de pequeño lo tiene de viajero infatigable.








                                                                    
Sinopsis

Un Pequeño Galápago Americano, viaja  por todo un país Extranjero( Península Ibérica ) para él, viajando de norte a sur este oeste, hasta llegar a una villa extremeña, buscando una cura, en el arte del saber. Teniendo la suerte de llegar a Extremadura, pasando por varios pueblos hasta llegar a una comarca la Siberia y la Serena, desconocidas por muchos. Las palabras subrayadas, tiene un significado especial para el autor, como pueblos visitados en estos cuarenta años con destino hacia Extremadura, o simplemente palabras que tiene  significado distinto, haciendo más interesante  el juego, del viaje.



85142.  Caracteres.
   



      



1º Protagonista,  Galápago, mascota familiar


Manuela en el patio  empedrado de casa de la mancha en 2006
                                 

                                          

2º Protagonista, (Majestades),  filas de Palmeras.

Palmera  en los territorio del Hospital



3º Rosa  Amarilla en los jardines del Hospital

 

Vaya, hoy he podido ya levantarme, abriré un poco la persiana, qué sorpresa, ¿qué veo? Esto sí que es… ¡grande!, Puedo sentir, me aupare un poco. Como imaginaba, siguen estando ahí, sus Majestades, hoy tienen entretenimiento, un viajero está conversando con ellos.

       -- Hola, que tenga usted buen día hoy
-- Gracias lo mismo digo
-- Parece que hoy aprieta un poquito el calor.
-- Sí, la verdad parece que, siendo tan temprano se note ya.
-- Claro estamos en extrema y dura, como un amigo mío la llama, él dice que hay varios microclimas, en ella,
-- Ah, claro, lo que me he fijado, es en la luz que se aprecia y el colorido que hay,
-- ¿la luz, el color?, pregúntale a Rosa
-- ¿Rosa?

Si ella es la más apropiada, para explicarte, en estos temas de colores, pero no te olvides de la gente que vive en ella, ellos son abiertos, trabajadores, humildes y en algunas ocasiones conquistadores, hasta de  corazones ellos son así. Voy a llamar a Rosa,  “Rosa, Rosa “
--- sí, estoy aquí,
--Rosa, Esta Buena Alma de Dios, quiere saber de tus conocimientos, nos dice, que hay mucha luz, y color en esta parte del país.

-- bien, con mucho gusto, se lo contaré, los colores son muy importante en nuestra vida cotidiana, el color Rojo, es el fuego, fuego que desprendemos, cuando algunos de los nuestros, están en peligro, se representan como la sangre, que nuestros antepasados casi agotaron su energías, en ellas están, las fortaleza, que desprende el deseo, la pasión y el amor de sus habitantes.

-Cómo ves, amigo, el amarillo, solo me tienes que contemplar, yo represento, la luz, luz que los humanos, algunos, no saben representar, la alegría de poder conservar contigo en estos momentos, la inteligencia en poder subsistir cada día, y darte  energía, que quiero agotar en enseñarte a ti, hoy amigo.

-Él verde, este color representa amigo, la esperanza, esperanza que pusieron nuestros abuelos para que tu y yo, estemos conversando,  no te olvides  de la armonía, que sus habitantes, los representan, en diferentes pueblos, representa crecimientos, acaso no es verdad, fertilidad, aunque lo veas seco y caluroso, estas tierras, amigo, son fértiles, en ellas, sus frutos ha pasado a la  historia, también se le representa, con el frescor, que como tu amigo deseabas hacer un alto en tu camino, para reponer, tus energías, el verde, también nos representan a  nosotros,( la vegetación) sin nosotros, no se podría tener esta armonía hoy.

- El blanco, amigo,  representa la blancura interior de estas gentes, la inocencia que como tú me preguntas con bondad, que como yo te respondo humildemente, la perfección, la belleza amigo está en ella, la limpieza, amigo.

- El negro,  es todo lo contrario del blanco amigo, no tiene que ser un color negativo. Es la elegancia  de poder contemplarlo, es en la forja donde se encuentra este  misterio que envuelve a esta región, amigo el poder que un día alcanzaron otros, amigo la elegancia que decora, el que lo sabe llevar,  la formalidad que esta humilde gente lleva soportando los días calurosos, como hoy (45º). También representan, la autoridad que antaño, los corregidores, eran los encargados de representar al Rey.

- La muerte amigo, como en algunos casos de desobediencia, los amigos de estos reales sitios llegaron a llevar a cabo ( zalamea de la Serena).

- Es la pena que otros amigos tuvieron que irse de esta tierra.( los emigrantes)  Es la tristeza, que otras buenas gentes, llevan los restos de su vida sin poder volver a su tierra,  Amarla  y Sentirla, amigo, es él silencio, por los que no están en estos momentos de la vida, el poder que otros individuos tuvieron sometidos a estos Pueblo, amigo, y por último la Paz que deja una vez alzado en alto.

- El azul, es el color de este cielo tan hermoso que podemos contemplar, es sabiduría, como el mar, que a otros amigo les dan. La profundidad que Dios, dotó a hombres y mujeres que habitan en este Mundo.

-La lealtad, que otros amigos siguen a otros, la confianza, que otras personas, dieron a otros amigos. La inteligencia que desarrollaron estos amigos, en esta tierra hostil. La fe, que dejaron estos amigos para la prosperidad y la verdad que otros amigos promulgaron a los cuatros vientos, y que tu amigo, debes defender, con sinceridad y piedad.

- Es la armonía, que otros amigos dejaron escrito, incluso con sangre, para que tu y yo estemos contemplando hoy.

- Amigo, como el hierro se enmohece cuando no se le hace trabajar, el agua se corrompe y el frío la hiela, de igual manera el talento se echa  a perder si no hay el suficiente ejercicio, por eso amigo el hombre ofrece su mejor lenguaje, que son los Colores.

-- ¿y los que no pueden distinguirlos? Dijo el pequeño galápago.
-- lo hicieron con símbolos. Respondió la amarilla Rosa.

-- ya comprendo, una Paloma Representa el Blanco y también la Paz, el árbol, la vegetación, respondió nuestro amiguito de cuatro patas.

--sí, así es, y cada color le corresponde  a su signo.
-- el azul, amigo también tiene su signo, el de las aguas medicinales, por eso amigo, casi todos una vez cumplido muchos años, hacen viajes como tú, para buscar aguas agrias y balnearios, que por esta zona hay. ( termas Romanas, Cabeza del Buey)

--Gracias Rosa, creo que he aprendido algo importante, como son los colores que me rodean, a dios –con dios...

-- Amigo te noto, una buena expresión de alegría, le contestó la segunda palmera.

- Si, mi nombre es Manu.... Le corto la segunda palmera,-- no me lo digas  por favor, queremos llamarte amigo, no te importa, -- no, no me importa amigo, le respondió el galápago.




                        
una de las canciones que más me gustan, Amigos para Siempre.


-- Es porque tenemos tantos nombres, que recordar, tantos viajeros, que entran, salen, que ya a nuestra edad tenemos dificultades para recordarlos a todos, como si fuera solo una misma voz,  hablaron las cuatro palmeras al son.

-- Yo creía que tenías buena salud, ya que estamos frente al sanatorio.( hospital de D.Benito) -- La tenemos, nos acordamos de todos nuestros amigos, están siempre en nuestros corazones por fin hablo la cuarta palmera. 

-- Amigo, llevamos muchos años viendo pasar a muchos viajeros, peregrinos como tú, y los nombres nos confunden, por eso decidimos llamarlos  a todos amigo, para recordarlos con todo el cariño que una vez nos ofrecieron a nosotros, -- amigo, pues para vivir en paz es más necesario esconder los méritos que los defectos, dijo le la primera palmera

- Bien,  yo también os llamaré amigos, creo que es lo mejor.

- Qué son esas orejas tan altas que se asoma y se mueve, qué simpático, anda, si es la liebre animalito muy competitivo. Respondió el galápago.

- Es otra amiga, veo que le conoces se llama doña Jimena, la  coneja. – Bueno, dijo el Galápago, conocerlo, de oídas, creo que se apuntaron él y mi abuelo, a la maratón en el San Silvestre, muchos años atrás.

-- Sabes,   una palmera, hablo, que muchos, muchos, muchos años atrás, vinieron por nuestro mar, ( Mediterráneo) y se encontraron con estos simpáticos amiguitos, los que vivían  por aquí, nunca les pusieron nombres y ellos, en su idioma le dieron a conocer como Hispania, pero los que habitaban en estos lugares, si tenían nombres y se le conocían como iberos primos hermanos de los tartessos, y vivían en muchas tribus, en  familias, 

--- si, cuéntame,

 --- es una historia muy larga y no quiero aburrirte,
 --- que más me da, tengo todo el tiempo del mundo, hasta noche vieja, que me apunte a la de San Silvestre Vallecana, dijo el Galápago americano.

-- bueno te lo resumiré como pueda, esta buena gente, que vivían en paz, con otros pueblos, sin malicia, intercambiando sus frutos alimenticios y minerales, de esto, salió la aventura del comercio, con otros lugares del mundo conocido. Los dioses quisieron ponerlos a prueba. Si realmente con su sabiduría y su inteligencia con su felicidad y la energía que emanaba de sus raíces. Les propusieron una difícil prueba.

https://es.wikipedia.org/wiki/Toro_de_Osborne, Allá por los años 60 nuesttro padrres, nos calmaban con la figura del toro, que al pasar por las carretera, alguna historia nos contaban, asiendo el viaje más comodo en ese 850 rojo de dos puerta, cargado de maletas y niños.


Algunos de estos dioses quisieron ponerlos en evidencias, a los que destacaban de su misma familia.  A estos les ofrecieron un  trozo de tierra, para cultivarla y a sí pudiesen vivir, sin la ayuda de ellos.

 Estos hombres sabios, lo aceptaron con la condición que le dieran una piel de toro, que ellos mismos, los Dioses apreciaban para sus pies desnudos, en las frías noches de duros inviernos. 

 Pues a estos pronto caerían enfermos, sin su amada protección,  entonces los hombres se podrían saciar de alegría, al vencer a lo invencibles, los dioses aceptaron el reto, pasaron los días e incluso años, no dejaban  uno a otro, la intriga con que se llevaba este misterio. Por fin un día, que casi ya estaba olvidado, los elegidos, se apresuraron a reclamar su porción de esa tierra prometida, estos hombres deshicieron con mucho talento, habilidad y cuidado, la dichosa piel del toro, convirtiéndola en una delgada y larga cuerda de hilo de bolillo, como las tardes, en Almagro al ruido de los, canutillos de madera. 

Con la condición de que se quedarían con la tierra que la cuerda, convertida en hilo alcanzaría el final, uno,  de estos hombres se quedó agarrando un extremo de la cuerda hilo , en lo que la parte de tierra era el centro, de esta península, ( Getafe, Cerro de los Ángeles) mientras que los demás se iban turnando y alejándose de él, hasta que la cuerda tocará su fin, después trazando una circunferencia de 180º, se quedaría con la tierra arrebatada a los Dioses. De esta manera, los dioses aprendieron una buena lección.

El cerro de los Ángeles al fondo, vista desde Palomeras, según la leyendas que es el centro de la península Ibérica.

 Pues no se puede hacer la historia, tan solo esperar a que se desarrolle. Entonces, los Dioses decidieron darle una porción de sus tierras, en otro mundo y para que no olvidaran, la savia lección decidirán regalarla  con, la forma más aproximada  de un toro.-- amigo, si observas, cuando viajes a otros lugares dentro de nuestro país, te encontraras con muchos habitamte e amigos que  veneran al toro. E incluso nuestra península, si la dibujas, en papel, el mapa, si te fijas se asemeja con la piel del toro, le contó la primera palmera.( cataluña cabeza, levante pecho cantabria el lomo, andalucía patas y lisboa rabo)

--- Es muy bonita esta historia, ¿es de verdad?,  dijo  el galápago.

--No lo sabemos,  pero es mitología, que hablan de los herederos de los romanos.

--¿mitología?

---se llama  así, porque es una historia muy antigua, nadie ha podido confirmar si era cierto o no, pero ha pasado de abuelos a padres de padres a hijos.

--- Pero amigo, lo que sí se puede demostrar son todos los amigos que vinieron por esta  tierra nuestras y nos dejaron su saber, te has fijado que has venido pisando con grandes losas de roca, casi pegadas a la tierra.


Calzada Romana de Mérida


( la vía de la Plata, calzada romana, Córdoba, Sevilla  Mérida, Cáceres, Salamanca y Astorga( León)  -- si me llamó la atención respondió el galápago, Parece que iba saltando de piedra a piedra.

-- Esto amigo mío: se llamó Amor, -- ¿Amor? Preguntó el galápago.

 --- Amor al revés amigo, se le Roma -- ya comprendo, otro  pueblo, dijo el galápago, sabiendo, que en este país del toro, en los libros también hablan de roma.
--- En estos  lugares, muy cerca de donde nos encontramos, tuvo un importante conflicto de un Emperador y un General, ( Julio Cesar y Pompello, se cre, que  en los arrededores del guadiana se enfrentaron, pdria ser  en Medellin Badajoz), estos a su vez eran íntimos.

-      ¿Quién   venció?  Pregunto, el galápago– Venció, la  continuidad, respondió la última palmera( Julio cesar derroto a Pompello, y le perdono la vida)

 – lo digo, porque siempre ganan los Generales. Dijo la tortuga.

--- Porque un buen amigo, es alguien  para quien no tenemos secretos y que pese a todo, nos aprecia. Dijo le, la segunda palmera

--¿Y dónde están ahora?, no los veo, el galápago pregunto. -- Si están, pero en los libros y en muchos corazones de hombres y mujeres, ellos a su vez los transmitieron a sus sucesores, es la única manera de no perder la información, en los pergaminos escritos.

-- Fue una época de esplendor, probaron vivir en varias formas de gobiernos, repúblicas, dictaduras y monarquías, pero la mejor fue la Democracia, parlamentaria, en cortes, que es  la base de todas ellas.

-- Te diré amigo, que unos hijos  de esta nación, llegaron a ser emperadores  de todos los países que se conocían entonces, y pasaron a la historia, como grandes ( Adriano, Trajano y Teodosio, Itálica(actual sevilla), como un Ducado, de la Roma Imperial.

 pero sin humos,  dijo la tercera palmera.
-- ¿Por qué no siguieron hasta hoy en día?, preguntó, el galápago, atento a la lección.

-- Porque amigo, un pueblo puede vivir con leyes injustas, pero es imposible  que viva con tribunales que no administren bien sus bienes. Entonces amigo, es cuando Dios manda algunos de sus hijos, para recordarles, que los tributos han de pagarse. Respondió la primera palmera, como dijo uno de ellos: 

--Darle al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es  de Dios.

--Ya, las famosas revueltas, la indignación del Pueblo, incluso las desobediencias e incluso, lo más vergonzoso,   las guerras. Dijo: el galápago, aprendido en los años de estudiante.

-- Si amigo, entonces los soldados más disciplinados de cada época, más temidos, ellos, los que quieren, son construir una nueva y poderosa civilización, e incluso en la desgraciada vida de un soldado, siempre llega un momento en que el Espíritu anhela una existencia más pacífica y decente. Respondió la  cuarta palmera.

-- Siendo así amigo me Parece, que tenemos que agradece les algo a estos antiguos amigos el galápago hablo, -- claro amigo, por eso ellos fundaron varias ciudades,  pueblos y villas, y  trajeron las más avanzadas técnicas que se conocían entonces. Dijo la segunda palmera.

-- ¿Por que  desaparecieron?, quiso saber el galápago.
-- Porque quisieron llegar a creerse que eran los descendientes directos de los Dioses, dijo la primera palmera -- ¿ha, creían que eran inmortales? Volvió otra vez a preguntar, el galápago.

--Y  lo eran, pero no en la vida terrenal, respondiendo todas las palmeras a la vez.

-- Fueron desapareciendo, poco a poco, hasta que se volvieron, frágiles e inservibles, entonces sé retrocedió hasta la mismísima penumbra.

-- Del norte, llegaron otros temibles amigos, que cometían barbaridades con todo pueblo, aldea y ciudad, del país del toro, lo llamaron los barbaros. ( los Godos) Crearon, una marca, la marca hispanica.

Transcurrieron  muchos años de oscuridad reino el miedo la injusticia, que pronto vieron un poco de luz, e intentaron rehacer otra vez, la armonía y la paz, del país del Toro. Así fue hasta que sus representantes, se volvieron e injustos con los suyos. Respondió la tercera palmera. ( los visigodos)

Un fuerte rugido, como 100 leones, salió de un nuevo pájaro, que nuestro amigo, al mirar hacia arriba, dijo menudo escándalo  lleva  ese flamenco ( ave o cante),  a no saber, que se trataba de  una aeronave.
El segundo avión rompió la  barrera del sonido, en la Mancha


-- un Boeing 747, le llamar el canario, va hacia las islas, respondió la cuarta palmera.

-- nuestro amigo el galápago, desconcertado, dijo pues no es tan amarillo, como lo que conozco, bueno tiene en costado el plumaje rojo y  se debe llamar Iberia, porque lo lleva escrito.

-- Ves esa Gran sierra,( Cordoba)  hablo la segunda palmera, a no oír el comentario del galápago-- sí, las veo. Dijo el galápago.




Sierra del Pedregoso más conocida como el Calvario( Cabeza  del Buey) detrás a 18 kilómetros nos encontramos Belalcarza,Cordoba. https://manuelelhidalgo.blogspot.com.es/2014/08/cabeza-del-buey-en-el-aire.html

-- De oriente apareció  otro hijo de Dios, un profeta que con su lema nació un  poderoso imperio, ellos nos plantaron en el país del toro. Gustaban muchos de  nuestros frutos, y el sabor al Azahar, querrían dar el mejor paisaje de su país natal.

-- ¿Cuál fue su lema? Pregunto otra vez el galápago. 
-- Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Dijo una de las palmeras.

-- Me gusta el dicho, lo recordare. Dijo el galápago.
-      Se dice que ellos, tenían mucho Roma.
-      ¿Roma?, ha se me olvidaba, dijo el galápago.
-      Si, Amor al revés, como es una palabra tan cursi, y cuesta mucho en decirla, nosotros nos referimos a ella como ROMA. Le recordó la primera palmera.

-- Yo, intentare siempre llamar Amor, dijo el galápago.
-- Cerca de aquí, detrás de esas montañas, -- si la veo, dijo el galápago. -- Dicen que unos de ellos, hizo construir un gran palacio, y se lo regalo a una bailarina, por su roma,  ( Medina Azahara)- ya, por su amor el galápago contesto.

-- Fíjate, por el camino que vienes pisando estas Grandes losas, ( Calzada Romana en Cabeza del Buey, Extremadura), ellos los siguieron y fueron a parar hacia el norte del país del toro. Los habitantes, que no quisieron vivir junto a ellos, decidieron irse a unas grandes y difíciles accesos de montañas,

--¿Y qué se hizo luego? quiso sabe la tortuga – Ellos amigo, al país del toro les llamaron él Al-Ándalus, porque creían que era la tierra prometida.

-      Entonces amigo empezó otra nueva época de espiritualidad, competían por hacer grandes obras. -- ¿Eran albañiles?, dijo el Galápago. -- no del todo, pero se hizo templos, para dar gracias a la Divinidad dijo la segunda palmera.

-- Hoy en día, perdura, estos templos. Dijo la cuarta palmera

-- Era una época que apareció un amigo vestido con unos trajes de metal y a sus caballos los protegían de la misma manera, estos se les llamaron caballeros, algunos portaban en sus vestimentas una gran cruz Roja, para diferenciarse de otros caballeros, que llevaban una Media luna.


 –- Jeje, como yo, cuando que rondo a las muchachas, en noche de luna nueva, se atrevió a chistear, el galápago.-- Sabe ello también tenían Roma, prosiguió una de ella, la primera palmera. A su manera organizaban  múltiples viajes, para dar protección, a los viajeros como tú y proteger a los comerciantes y defender a los que iban de peregrinación por los caminos, que tu vas y bienes.

-- Qué alto esta el Sol y que calor tengo, dijo el galápago.
-- Es más de medio día, hora del almuerzo, dijo la segunda palmera.

-- ¿Tienes hambres? Pregunto la primera palmera –- si, respondió el galápago. -- Con gusto te daríamos  de nuestros dulces  frutos, pero no es mí época de maduración y te sentaría mal amigo, respondió la cuarta palmera.

-- No te preocupes en mí,  pasando por unas  tierras, fijándome juraría que eran un poco más claras que  donde estamos. Un amigo, me invito a  coger, tantos frutos como quisiera de un hermoso árbol, este estaba en el patio de la casa. 



del patio del naranjo en la casa de la Mancha, dicen la leyenda que el primer naranjo que hubo en España, lo plantó con sus manos  Aderaman en cordoba.



Se me viene a la memoria, que tiene el mismo acento que vosotros, según iba cogiendo, me hablo que Él era de la  raya, mimaba el árbol, porque tiempo atrás, lo sembró una señora anciana con una semilla y creció e incluso, vinieron otros paisanos del levante, para injertarle y dar frutos más generoso y dulces. Respondió el Galápago.


-- nosotras, amigo también tenemos familia, en el levante, como será el  Roma amigo, que mis tíos dejaron los  mismo zapatos para sus paisanos y con ellos, se quedaron. –- En cuanto al color de la tierra, creo que cruzaste la mancha, -- ¿la mancha?, se extraño el galápago mirándose, el limpio y blanco traje que llevaba.  -- Sí, lugar del quijote, un caballero andante, que ronda por esas tierras, dijo la primera palmera.

-- Este si añoraba Roma, perdió la cabeza, hablo la tercera palmera --¿La cabeza?, asuntándose el galápago, escondiéndose bajo su concha. – Es una expresión mal dicha, se hace referencia a la locura, la cuarta palmera hablo -- ¿por amor?, pregunto el galápago. 

--puede ser retorno las palmeras, en las explicaciones, este era un caballero, que añoraba los tiempos pasado, de penumbra, hambre y miedo.- Se invento una amiga, para hacer con su amada  Roma, demostrarles que haría cualquier cosa por ella, cuentan que lucho, con grandes gigantes, gigantes con unas fuertes y grandes manos que parecían aspas de molinos de vientos, estos tenían secuestrada a su amada. --Esto sí, es amigo, es amor eh¡, dijo el galápago. 

-- Amigo si y no, -- pues no comprendo, dijo el galápago.-- Esto que te he contado es una novela, reanudo la conversación, la segunda palmera, y se critica a una manera extravagante de ver las  cosas que nos rodean, --ya comprendo, una denuncia literaria, de unos personajes, dijo el galápago, llevando mucho tiempo oyendo hablar de esto.


-- Pero si hubo un caballero que si tuvo mucho Roma, después de arrebatar un reino, se lo regalo a su rey, en vez de que dárselo Él,  ¿sabes por qué? – Ni idea, dijo el galápago.-- Porque Él, añoraba, que el país del toro, se pudiera vivir en paz  como en otra época, lejanas, contesto la tercera palmera.

Cuenta amigo, que una vez muerto, gano una gran batalla.

Este hecho amigo, corrió como el viento, e incluso un rey quiso contribuir a esta empresa, cuenta que reunió  a sus delegados en cortes, para ir en ayuda a estos caballeros, una vez acabado el pleno, sus delegados dirigiéndose a su rey, si se embarcaban en dichas empresas, se tendrían que prescindir, de los sirvientes o del ejercito, o esperar a un tiempo más favorables, el rey se retiro a sus aposentos, seguramente amigo a consultar con su almohada -- ¿ qué paso?, quiso saber el galápago.

 -- que al día siguiente  reunió a su gobierno y a su consejo, y les informo que en el momento que sus delegados  le comunicara que pudiese ir, partirían de inmediato, la respuesta fueron dos, primera que dio, fue el rey necesita a su ejército y la segunda que sus sirvientes les necesitan a Él. Le dijo la cuarta palmera.

- amigo e incluso, hubo una época grande, pues los consejeros y delegados, en cortes de otros  reinos buscaron linajes para seguir uniendo al país del toro, e incluso citaron un nuevo lema, - que lema, - tanto monta, monta tanto, - algo eh oído por el camino, dijo el galápago, Isabel como Fernando.  

-- De esa unión amigo, fue tan sólida que decidieron transmitir a otros países, e incluso más allá de las columnas de hercúleshttps://es.wikipedia.org/wiki/Columnas_de_H%C3%A9rcules

- ¿hercúles? El forzudo, del Circo, dijo el galápago en exclamación. –- Si en la antigüedad, mucho años atrás, el país del toro era el último vestigio de tierra firme, después de este, se abría una grande grieta en el mar, formando una gran cascada, Neptuno con su trinchete empujaba a  todos los barcos, que se adentraban en  él, pues creían que lo hacían, por haberles ganado su piel de toro en muchos años atrás,  como represalias por su mal comportamientos hacías sus divinidades, hablo la segunda palmera. Amigo entonces apareció la política.

--¿La política?  Se extraño el galápago, en el país del toro, se escuchaba mucho esa nueva palabra. -- Bueno ya estaba inventada, pero olvidada, repuso la cuarta palmera.

--¿Y cómo es? , quiso saber el galápago. –-Es casi tan emocionante como la guerra y no menos peligrosa, como la guerra amigo,  puedes morir una sola vez  mientras que la política, mueres varias veces amigo, renaces como el ave de Fénix, dijo la primera palmera.-

Castillo de Almorchon en Cabeza del Buey


-- Amigos, que es eso que hay en lo alto de ese peñón, que sobre sale mucho, observo el galápago.
-- Eso son los muros de piedra,  lo que queda de un lugar fuerte. -- ¿lugar fuerte? Se pregunto el galápago, recordando la peli de los tambores lejanos. –Sí, luego paso a llamarse Castillo, lo que queda es la llamada Torre de Homenaje,

 -- en ella, se daba fiestas y homenajeaban a todos los invitados e incluso a viajeros como tú, daban seguridad, se protegían de los no amigos, se hacían con la finalidad de protegerse y a su vez competían con la belleza, amigo te encontraras con verdaderas obras de arte en este tipo de construcciones y se comunicaban entre si, por códigos, señales, hogueras y reflejos de espejos.  respondió la tercera palmera, secándola de su error peliculero.

 -¿como el teléfono o el WhatsApp?, pregunto otra vez el galápago, como ya había visto esos chisme dentro de las casas, sin salir de ellas, hablaban, sin que estuviesen viéndose.  –- Algo preciado, ves en la otra dirección, a tu espalda, -- si veo otro peñón altísimo, no me digas que es otra torre del homenaje, dio el galápago. —Sí--


-- Dista una jornada a pie, aproximadamente, si tu y yo, por un momento, estuviésemos en la época de estos feudos, tu amigo antes que te dieras cuentas ya los señores de ese castillo, ya sabrían los rumbos que ibas a tomar dijo la primera palmera.  --¿Menuda tecnología? - ¿por qué no siguen funcionando? Quiso saber el galápago. 

–- Porque amigo ya no es una tierra hostil y porque ya no son necesarios, no hay fronteras, porque los tiempos evoluciona, no hay necesidad de ellos,  porque a veces los mejores hombres, se dejan influir por otros perverso, que les inculcan ideas equivocadas sobre sus obligaciones, y por eso están todos  o casi todos en ruina, le explico la tercera palmera. -- bueno veo que están subiendo algún tipo de material, ¿no decís, que ya no son necesarios?  Contesto el galápago,

 --Si amigo lo están restaurándolo, porque las bellezas no hace feliz al que la posee, sino quien puede amarla y adorarla como tu amigo. Respondió la cuarta palmera.

-- Me gusta cómo me cuentas todas estas cosas amigo, Seguro que soy licenciado, en alguna materia, dijo el  galápago

-- No amigo, aunque hoy en día, ayer y mañana, es muy importante ir a la universidad, yo no aprendí  en la escuela, si no gracias a la vida, como tiempo atrás de paso por estos Santos  lugares un buen amigo nuestro,  nos enseño estos saberes, sabes amigo, viajaba como tú a Roma. Dijo la cuarta palmera- ya al  Amor, - bueno si. Dijo la primera palmera, para no confundir a su nuevo amigo el galápago.

-- Sabes amigo, estoy orgulloso de estar en el país del toro, creo que echare raíces -- Pues entonces amigo, dirígete por esa vereda, que te llevara hacia galapagar, -- ¿galapagar?,

--sí, encontraras muchos de tu especie, seguro que encontraras, tu Amor, allí es donde se pide  y se da, donde busca y encuentras, donde se puede alimentar el espíritu, eso es el foro amigo, el centro mismo, dijo la primera palmera - bien pues iré amigo, dijo el galápago.

-- Sabes amigo que muy cerca de galapagar, un descendiente del país del toro, no se quiso someterse a los ultrajes de un poderoso ejército que reinaba entonces en el país, este amigo les declaro la guerra al mismo emperador, no se lo toma el emperador en serio por un simple alcalde de un pequeño pueblo, pero el dicho corrió de pueblo en pueblo, de villas en villas, de vereda a camino, se alzo todo el  país del toro, como si fuera solo un mismo hombre, contra ellos, la tercera palmera hablo.

 -- ¿un pueblo contra un ejército?, miles de hombres, contra los habitantes de un pequeño pueblo, que serian unos cuarenta hombre, el galápago hablo  -– Ya te lo hemos contado varia  veces en el transcurso de nuestra conversación, está escrito y reflejado para  la historia amigo.

 En roma los amigos llegan un momento, que ya no quieren pelear y para vivir en paz es  necesario esconder los méritos que los defectos. Reanudo la cuarta palmera, la conversación.

--- Cuenta que el emperador francés, regalo el reino del país del toro a su hermano, José, este nombre, en el país del toro es muy común, es conocido familiarmente como pepe, tiene vínculo como sacrificio, humildad, lealtad al trabajo bien hecho y continuidad.-- he oído, que le gustaba darle a la botella y se olvidaba de gobernar, dijo el galápago.

-- No del todo cierto amigo, el mote se lo pusieron porque requiso las bodegas de toda  una región, privando a sus habitantes, tan preciado caldo, que los amigos del país del toro gustan para festejar, cualquier acontecimiento.

-- José, a su paso por el Logroño con su cometida, camino de la coronación del país del toro, les asaltaron unos bandoleros, llevándose un carro cargado con una cuba de vino de burdeos, que pepe gustaba  beber, 

cuando se entero del robo tan preciada mercancía, este para hacer respetar y dar escarmiento, mando requisar todo el vino que la Rioja, guardaba en sus bodegas hasta que apareciese,

-- ¿Apareció?, pregunto el galápago. -– No amigo volvió a tomar la explicación de lo ocurrido la primera palmera. Pero rápidamente lo ocurrido traspaso, pueblos, aldeas y ciudades preguntándose la gente, que para que tanto vino, si no-tenía bastante con una botella, y de esta forma los habitantes del país del toro le conocieron como “Pepe el botella” y los habitantes fueron perdiendo el miedo ante el invasor, e incluso fueron adquiriendo su independencia, frente a los monarcas.

-- ¿Tan importante es el vino amigo?, pregunto el galápago. -- importante amigo no, pero es una manera de ganarse la vida los habitantes del país del toro, celebrando, cualquier acontecimiento dijo la segunda palmera.

-- ¿Cómo cual amigo?, pregunto otra vez el pequeño galápago. -- Por ejemplo brindando amigo contigo una nueva y larga amistad, respondió la tercera palmera. --claro que es importante sí que lo es, dijo la cuarta palmera - amigo reflexionando un poco, si puedo llegar a la conclusión de que se puede  beber vino por cinco motivo: en primer término, para celebrar una fiesta; después para calmar la sed; luego también evitar que luego nos sintamos sedientos; luego, para hacer honor a un buen vino y finalmente por cualquier motivo, dijo la primera palmera. -- Me gusta este gesto amigo, yo siempre brindare con vino y lo beberé, dijo el  Galápago. 

-- No, amigo es también muy peligroso, puede despertar en ti a Dios Baco y cuando te des cuenta, no podrás parar, dijo la segunda palmera. -- ¿Dios Baco?, se extraño el galápago,  creía el que solo había un solo Dios. 
--Sí, eso creemos nosotras, respondió la  tercera palmera, pero este se hace llamar Dionisio, te buscara, para hacerte amigo de él. En época de los cesares, creían que este Dios los protegían, se bebía mucho hasta que el cuerpo no responde, pero lo cierto, es que  siempre estaban borrachos y alcoholizados, con lo cual amigo estando siempre en estas circunstancias, las obligaciones y el deber que requiere una casa, hacienda o trabajo, no se pueden llevar con demasiado éxito, y así los adversarios se aprovechan de estos infelices, que lo único que buscan es Roma., la primera palmera dijo- claro  el Amor es difícil de encontrar dijo el galápago, -- no amigo, pero yo, en esto soy pésimo en demostradlo amigo,  tendrás que buscarlo por ti, dijo la tercera palmera.

-- Es tarde, amigo ya se deja  ver  el camino de  Santiago, la cuarta palmera dijo

-- ¿El camino de Santiago?, quiso saber el galápago pregunto.  -- Si ves toda esa blancura en la oscuridad del cielo. --Sí lo voy viendo dijo el galápago. -- se llama así, porque va directamente al norte del país del toro, es cuando el viajero o peregrino por la noche se orientan y pueden saber que Compostela esta, al final. Se dice que son las almas arrepentidas que en vida, no pudieron llegar a realizar su camino, y no pudieron  orientarse bien, en esta negra oscuridad, y estas alma en ayudar,  decidieron convertirse en estrellas, para que otros tuvieran la oportunidad, que ellos no la tuvieron,  el camino amigo es otra historia que continua, porque nadie amigo puede hacer la historia, tan solo esperar a que se desarrolle. Dijo la primera palmera

-- Pero amigo no me lo cuentes, tengo sueño y es muy tarde y mañana quiero estar muy temprano ya en el camino, le respondió el galápago.

-      Bien amigo, ves con Dios,  le deseo la primera palmera. – Bueno en este momento no quisiera reunirme con él, soy demasiado joven, repuso el galápago.

-- Amigo, es un dicho, que en esta región, se ofrece para tener suerte en el viaje, y no tener ningún percance,  dijo la segunda palmera.

-- Pues entonces amigos gracias, hasta la vuelta creo, que pasare más menudo por aquí, se despedido el galápago.

-- Buenos días amigo, dijo el mañanero galápago --  buenos días, como tú por aquí, le pregunto la primera palmera. – Ya vez me fui anoche tan tarde, que me equivoque de vereda y fui a parar a una cueva debajo del peñón del castillo, y allí pase lo que quedaba de la noche, dijo el galápago.

-- ¿Una cueva debajo del castillo?, pregunto la segunda palmera

-- si, la entrada estaba por debajo del suelo y las ventanas rozando la tierra explico el galápago,

-- amigo, no era una cueva si no un búnker, por esa zona hay muchos, respondió la cuarta palmera

-      ¿Que es un búnker amigo?, he visto una expresión de tristeza, en tu rostro, pregunto el galápago.

 - no hace mucho tiempo, menos de cien años, hubo en el país del toro, un conflicto que acabo en una desagradable guerra que los habitantes del país del toro, sufrieron, lucharon hermano contra hermano, e incluso padres e hijo, que hoy en día, hay bastantes recelos con los descendientes de aquella barbaridad, dijo la segunda palmera.  Amigo ¿entonces no había rey que lo impidiese?, pregunto el galápago. –Sí respondió la tercera palmera.

Amigo, pero fue tal, su dolor que tuvo en el corazón, también su alma, que sus delegados, le aconsejaron salir del país del toro, hasta que pasara el conflicto. --amigo  en esa época, se anulo los pactos, hasta la constitución dejo de ser fiel a su pueblo.
-      ¿Constitución? Se extraño el galápago. -- Si, amigo es un pacto, entre el  soberano con  sus pueblos, y recuerdan a los soberanos que los poderes emanan de sus pueblos y consolida una única nación, para establecer una justicia una libertad y una seguridad duradera y para garantizar la convivencia democrática  del país del toro, y para que todo esto ocurra sus gentes dictan unas leyes, que juran y prometen acatar, para que nunca se pueda alzar espada con espada, nación contra nación. Dijo la tercera palmera.

-- Amigo, me gusta esa constitución, ¿quien la inventó?, ¿Algún ingeniero? , pregunto una y otra vez el galápago.

-- No, amigo, los científicos descubren el mundo tal cual es, los ingeniaron crean el mundo que nunca fue. -- ¡fue un científico!, Me lo imaginaba, son los que inventan las cosas, se entusiasmo el galápago.

-- No, amigo, respondió, la segunda palmera, fue un hijo del hombre tocado por él dedo de DIOS, hace algún tiempo, ando por este mismo camino, como tú, con dirección a Cádiz, la llamada la tacita de plata, allí le estaban esperándole algunos representantes del país del toro, porque amigo, ante la adversidad de la vida, lo que nos queda  a las gentes del bien es, sonreír, creer y luchar, dijo la cuarta palmera.

-- Yo, también luchare para sonreír y creo que no parare hasta conseguido arranco de un soplo el galápago.

-- En el país del toro amigo, una vez al año, nos reímos de la adversidad e incluso nos disfrazamos, componemos coplillas, para denunciar un acto que creemos que es injusto, después de esta fiesta, nos convertimos en los mayores penitentes, para creer que se pueden hacer muchas cosas nuevas, y luchamos día a día con este fin, le dijo la segunda palmera.

-- Amigo, hasta siempre, se despidió el galápago, y se hecho al camino, se fue alejando despacito.

-- A dios, amigo, le contesto la cuarta palmera.   

Pasarán décadas, para que nuestro galápago se encontrará, otra vez con sus Majestades, las Palmeras. 






Veinte y nueve años después. Se escucharon unas voces de auxilio, en los alrededores, muy cerca de donde nuestra amiga la tortuga, se encontró,  la última vez con sus amigas las palmeras….

aun recuerdo esta locomotora de vapor  los veranos del 60 y 70 cuando iba a extremandura 



--- Socorro, S.O.S. auxilio, Socorro, ayudadme, amigas de Extrema y dura, esconderme en vuestras ramas, gritando y llegando después con la lengua fuera, hacia la primera palmera.

--- Que es lo que pasa pregunto la cuarta palmera, ¿un incendio?

--- Un dragón me quiere freír ante de comerme, nuestra pequeña,- bueno no tan pequeña tortuga, Manuela.

--- ¿Un Dragón? pregunto la tercera palmera.
--- Si, es negro y surcando los aires, manuela contesto.

--- No puede ser, dijo la segunda palmera, él último lo encerró  San Jorge en las Mazmorra del Castillo, con una gran cadena, que el Amo de estas tierras, la halló,  en las minas.

--- Continuando la conversación la tercera palmera  dijo: Has tenido que cruzarlo, el paraje, es un lugar apartado junto a los álamos, que se encuentra en la misma pradera del Corcho,  lo conocen comoAmolchon, muy cerca de Belén, cada año los penitente, se asegurán, de que no se encuentre.  ( Fué un importante nudo ferroviario de extremadura, andalucia en el pasado Siglo XX) .

--- Y no puede escapar, porque se derrumbo las anchas paredes de piedra, arrojando al dragón en las profundidades, sellando la salida, contesto la cuarta palmera.

-- Pues entonces es una mala Pécora, todavía con el susto, en el cuerpo relato nuestra amiga la tortuga.
-- Amiga, en extrema y dura, no hay esos bichos, por lo tanto no tienes que estar asustada, respondió la primera palmera.

-- Pues decidme que es lo que me persigue, dijo el galápago.

-- Nosotras no vemos nada, tan solo escuchamos un traqueteo que ya es familiar, respondiendo todas a la vez.

-- Está detrás de nosotras, mirad ahí viene, fijaos el rastro que va dejando, en el limpio azul del cielo, dijo manuela.

-- ¡Ha!, bueno eso es el ferrocarril, dijo la primera palmera.

-- ¡Feo carril!  Exclamo la tortuga, feo si es el bicho, y encima ruidoso, como las motos, que pasan a todo gas en las horas de siesta.

-- No te preocupe, este es el último de su especie, Colorín, está diseñando uno muy veloz, que apenas se deja oír, dijo la segunda palmera.

-- ¿Que es un ingeniero ese Colorín? Pregunto la tortuga.

-- No es un AVE, siempre pasa los viernes, con su cante, velocidad, color y buen sentido del humor, le hace que sea único, dijo la tercera palmera.

-- ¿De quién habláis de Calderón? Pregunto la cuarta palmera.

-- Si,  dijeron las  tres palmeras.
-- Ayer se posaron en mis brazos-ramas, respondió la cuarta palmera, vino con otro amigue te, creo que se llamaba Ruiseñor, le decía: Ruiseñor que volando vas, cantando finezas, cantando favores ¡oh, cuánta  pena y envidia me das! ¡Qué alegre y desvanecido cantas, dulce ruiseñor, las aventuras de tu amor olvidado de tu olvido¡.  Termino la cuarta palmera el Cantarcillo,  que aprendió, porque se lo dejo escrito.

-- Se marchaba hacia  levante, eso entendí se pasaran el fin de semana dijo la cuarta palmera.

-- El lunes vuelve, con las pilas cargadas del fin de semana, unos de esos fines de semana, se encontró con el ingeniero Pato, le comento que estaba diseñando un nuevo ferrocarril,  respondió la cuarta palmera.

-- Yo también conozco algunos Ingeniero, dijo la tortuga, son personas listas, e inteligente, saben de hacer, las cosas.

-- Claro amiga, este, pato, domina, muy a menudo los tres elementos.

-- ¿Pero no me dijisteis la otra vez que era un Ingeniero?,  pregunto la tortuga.
-- Lo es, respondieron las palmeras.

-- ! Bueno, sí vosotras lo afirmáis!  Exclamo la tortuga.
-- ! Ha ¡ya sé a qué te refieres Manuelita, estos tres elementos, son tecnología punta, que domina él, dijo: la tercera palmera.


-- Lo mismo al ingeniero pato, te lo encuentras, desafiando los truenos de los cielos, como pateando la tierra, navegando por las aguas, de las superficies y las profundas cuando  escondiéndose, de las tormentas, explico la segunda palmera.

-- ¿Pero ese cacharro que quiere diseñar, dentro de la mar, no podrá recorre ni un milla, por el peso? Hablo la tortuga.

--  Le responde la primera palmera. Hace muchas décadas atrás, antes de llegar a la gran huerta, un habitante del País del Toros, diseñaba  sus inventos, subido a las ramas del Peral.  Sus vecinos, no apostaban por él, pero amiga, su feo diseño, se pueden ver hoy, en la NuevaCartago, del país del Toro.

-- Este nuevo diseño, alcanzara tanta velocidad, que aumentara sus calenturas, nos dijo el ingeniero, para bajarle la temperatura, le tendríamos que echar aguas serranas, respondió la tercera palmera.

-- Colorín,  es el encargado de trasmitidle al ingeniero pato, que en el campo, donde Anda-Lucia, a un  paso de Extrema y dura, Dulcinea, es la encargada de hacer los túneles, por debajo de la tierra, que cuando entre el ferrocarril, desde lo alto, le caiga las aguas de lluvia, para bajarle la calentura. Dijo la segunda palmera.

-- dinos tú amiga, ¿cuánto  tiempo sin venir a vernos? estas más grande, desde que estuviste la ultima vez, dice la cuarta palmera.

-- Mucho que os tengo que contar, viaje un poco por este, País del Toro, la tortuga responde.

-- Ya vemos que vienes a acompañada, pues cuéntanos, dice la segunda palmera.

-- Claro que os contare, empieza manuela  a contar, cuando se da cuenta, que Rosa, pasa muy estirada, y coqueteando.

-- Me alegro de verte, te veo muy guapa y mucho más amarillas que la otra vez, algo de hígado le dice la tortuga.

-- Rosa, de hígado nada de nada, es del Corazón se dirige a la tortuga, contándole, que le han elegido, para el color de Roma, y estoy  que me Salgo de contenta.

-- Un poco confusa la tortuga le comenta a las Palmeras. “Pensaba yo que el color del Amor, es el Rojo Carmín”, pues llevo observando en los viajes, como las muchachas deja, su pasión, en los Rojos hocicos.

-- Lo es amiga, pero en el color de Roma, predomina, sobre los demás, el Amarillo y Blanco, nos indica que para llegar a la luz, tenemos que buscar la Paz. Comenta la cuarta palmera.

-- Bueno, será así, retorna la conversación, manuela. Me fui en la dirección del camino de esa vereda, que la otra vez me indicasteis,  las piedras eran tan lisas y pulidas, que parecían echas de Plata, llegue con la vía, a una Villa, que sus habitantes, los más viejo, del Toro beben su sangre, que dicen que le ayuda a sentirse, se más joven, fuertes, se le ven con una buena salud, parecen de roble. Andando me tope con las universidades, en una de ellas, hice de Lazarillo, en la palestra, días después fui subiendo, me encontré, con unas gentes, que en sus casas, las fraguas, como se le conocen en las villas, como  si se tratara de magos, el duro metal, los transformaban en  las rejas del arado.

 A golpe de golpe, casi imposible de hablar, escuche, como los libros hablan, los escritos retornan a la vida y salen con las ondas.

-- No me extraña, amiga que con tantos ruidos, no llegues a percibir, el sentido del  oído, dijo la tercera palmera.

-- Retornado el habla, manuela: uno de ellos,  nos dijo que el León, estaba dormido en un profundo sueño de otoño.

--Seguro que estuvo de ronda con el toro, puntualizó la curta palmera.

-- Manuela dijo: el más anciano, de la gente de la fragua, señaló la medula del león, de él se extrajo una dorada piedra, se la dan a Pepita, la moldeo y me regalo este pequeño Medellín. ( Pueblo natal de Hernán Cortes, (Extremadura)  descubridor de Mexico)

--Ya lo vemos, nos recuerda, que otro tiempo en extrema y dura, de una pequeña villa próxima se fue uno de nosotros, al nuevo País del toro, respondió la tercera palmera.

-- Al volver, nos conto, que allí, los hacían grandes Medallones, para que el Rey se reflejaran, en ellos, y llevar la Luz en los rincones más oscuros, que los  rayos del sol, penetraran en la abundante Selva, dijo la segunda palmera.

-- La tortuga: ande y ande, sin darme cuenta, cruce un misterioso bosque, encontrándome con unos raros caminantes, querían la compaña nuestra. Eran tan extravagantes y raros, que no dejaban ver sus rostros, entre la capucha y sus sayos, a pesar que eran cuatro semanas después que cantarán los Mayos.

-- ¡Oh! Exclamaron las cuatro palmeras, cambiando su expresión del tronco.

-- estos a toda costa, querían acompañarme, pero yo, dijo Manuela: les dije que iba a un lugar, que hacía  un calor espantoso, tanto que los lagartos, salen a pasear debajo del paraguas, por fin pude, en las siguientes revueltas, se fueron con otro viajante.

--Pueden que sea que sean, unos de esos viajantes, qué pisan el camino, buscando la casa de Santiago y poder (jincar en castúo) poner  la rodilla en tierra, contesto la primera palmera.

-- Quizás, sea así, ya en el siguiente cruces de caminos, prosigo la tortuga, fui todo derecho, y tuve que rodear hacia unas peña, estaban arando  en el campo, con el calor que soporte, a la  sombrita aguarde, junto a la ribera, un rico helado no tomamos, nos descuidamos y se fue derritiendo y trasformando en un excelente Caldo. El clima amigos, es más fresco, agradable durante el día, siguiendo, el camino, llegue al Reino sin Rey.

-- Pregunto la cuarta palmera. No me suena de nada ese reino.

-- Se encuentra en uno de los Burgos, dentro y fuera del País del toro, debe ser muy egoísta, firma en los libros como  el mío, Cid.

-- Aprendiste las recetas, de las Morcillas, pregunto la primera palmera, adivinando por donde fue, la tortuguita.

-- No le interrumpas, deja la seguir, dijo la cuarta palmera.

-- La tercera palmera dijo entonces: ya sabemos a quién te refieres, a ese Señor le gustaba ir mucho al levante, le gustaba mucho oler la flor del Azahar, dicen que de ella sale un perfume que llega, a cualquier rincón del  este.

-- la tortuga toma la rienda en la conversación: ya lo creo, las aguas por muy saladas que sean, huelen y curan, cualquier pena, de fuera o dentro de uno. – subiendo continuo la tortuga. Con el escudo, protegiendo de la lluvia, sin ver  con la niebla, nos dimos cuentas, que en el camino subían unos aldeanos, a buscar el salarios, bien merecido lo tenían, subieron hacia  unas cordilleras, allí en esa parte del País del toro, 

nos  enseñaron que las comillas, en los escritos son muy importantes. Amigos sus  aguas son verdes en sus costas, allí la madre del toro, anda sueltas, pasa todo el tiempo moviendo el hocico. Andando, por una varea, no perdiendo las aguas verdes, vimos a lo lejos el tobillo del gigante Hércules, amigos, que miedo, la Olas se rompe al chocar contra el Muro, es difícil dejar por terminada una faena. Fuimos buscando los Pies del gigante, bordeando los dedos, el del gordo.
-- Un pie, lo tiene en las islas, la llaman la de la Diosa, dijo la cuarta palmera.

-- Explorando los dedos dijo la tortuga, me adentre en unas frías aguas, profundas y oscuras,  más allá de la  raya, se encuentra el nuevo país del toro.  Atlantis, creo escuche a un mortal referirse, morada de dioses, en su balcón me asomé, al mirar al infinito horizonte,  a la vista como un pájaro, mire la larga raya que cruza de norte al sur de ese gran océano, me imagine que Poseidón salió de las aguas,

 con su soplo, llegó a donde estábamos su húmedo aliento, dejando una gran cortina de humo, el sol se tapó, llegó la oscuridad total, eso que pasaban del medio días, cada vez la niebla era más densa, como pudimos en pequeña barca, fuimos gritando para que nos indicarán el camino de vuelta, unas siete hora, dando vueltas por ese Océano. 

De regreso y a toda prisa, con el susto salimos corriendo, nos encontramos con   teresa, en sus villas, nos dio placer en las yemas, esto amigo es cosa de Santa, el gustoso relax. En otra vereda,  bajamos hasta una granja, entre juegos  con los tres cerditos, que al oír un nombre, Cándido, se escondieron todos, pero no encontré al Lobo, por mucho que mire por todo lo sitio.

-- Idelfonso será ya muy anciano, dijo la segunda  palmera al reconocer, el lugar donde se encontraba.
-- ¡Ah! Te refieres al que guarda la Granja, si pero se conserva muy bien, que con el tiempo ha ganado en salud e ingenuo, estaba preparando unos pequeños conductos,  que apretando un botón, salen unos saltos de aguas, con el cielo azul, el verde de la pradera, su estancia es una gozada.

-- Sigue contando, no te pares, dijo la  segunda palmera.

-- Pocas leguas de la Granja, hay una cosa muy extraña, se ve un puente encima de otro, me entere que lo construyó un Ángel que se cayó, al preguntar si se hizo daño, se le dibujaron en los labios una sonrisa, unos de ellos, el pequeño e inocente como yo, me dijo: que fue el mismo demonio, que quiso enamorar a  una bella muchacha, que todos los días tenía que cruzar todo el valle, en busca de agua, para impresionarla, en una noche lo edificó, pero la muchacha, no le hizo caso de sus proposiciones.

Como pude observar Amigos, deduzco, que ese demonio se asemeja con el Toro, tiene dos cuernos y un rabo, pues pregunte si se trataba del Toro, Amigos se echaron todos a reír, me puse un poco rojo, de haber metido la pata en un sitio que no conocía relato la tortuga.

-- No te preocupes dijo la tercera palmera, como ellos lo saben, lo dan por hecho que los demás lo sepamos, lo que nos  cuentas debe ser una de otras leyendas, de esas para atraer a los viajantes, que deforma la realidad. Amiga, esos dos puentes uno encima de otro, se llama

Acueductos, en extrema y dura, se conservan algunos, sirvieron para llevar el agua de un sitio a otro, en distancias muy largas, de esta manera los habitantes del País del Toro, no perdían tanto tiempo de buscar el agua,  pudiendo disfrutar de Juegos, bebida y limpieza, en sus Villas.

--¡ha! Como ese canal que hizo una tal Isabel,  dijo la tortuga.

-- Algo parecido dijo la cuarta palmera, quien lo hizo, no tengas miedo, fue Roma.

-- Toma ya, dijo manuela, ese Amor puede más que, ese mal que lleva el demonio.

-- Así es, lo afirma la segunda palmera.
-- La tortuga sigue relatando sus experiencias: en el Alto del León, se despidió el Toro, indicándose   para la próxima vez,  que para entrar a su castillo, me informo de unos pasillos bajo tierra.

-- Como ustedes, recomendasteis, fui a Galapagar, allí conocí a José y Tomás, Pepe se quedó, bailando con la botella, un poco atolondrado, le dejamos con el Toro enamorado de la Luna. Tomás tomó, por el brazo al mayoral, nos fuimos con el hierro,  con él, en la mano nos encontramos con las autoridades, al poco tiempo, los ayudantes de los ReyesSebastián, dio el visto bueno al pergamino, en mano trasladamos el chupinazo a Fermín. Abriendo las puertas, saliendo el toro, corriendo detrás de los muchachos y muchachas, algún mozo que otro. 

Fue tal la devoción, que el consejo decidió hacer día grande, en los Pueblos, del País del Toro. Días después, fuimos por otro camino, nos encontramos con una a-tajo, llegamos con la lengua fuera, a las lomas de un monte, una cuesta que ni la Reina se atreve de ir. En la ribera pasamos a la escuela, el maestro, Rodrigo, con sus cuerdas, nos enseño que lo clásico da paso a la Movida, un bando del Rey él del pollo frito,  a toda costa quería convencernos, de los litros, de alcohol iban a sus venas.




En la movida madrileña Ramoncin, también marco estilo

-- Madre del Amor hermoso, con lo que escuece en las heridas, a mí que me den Agua oxigenada, dijo la cuarta palmera.

-- Será el alcohol de quemar, que se le caería dentro de la herida, porque lo que recorren por nuestras venas, es el color rojo de nuestra sangre, que nos recuerda a las franjas de la bandera del País del toro, son las mismas costumbres pero con diferentes ideas respondió la primera palmera.

-- Junto a la ribera, dijo la tortuga, vimos a lo lejos la  Ciudad de Azahar, en mi nariz recogió el olor que representar la flor del naranjo, y lo recordé  junto al patio, con mi amigo el de la Raya.

-- Cualquier, olor por muy lejos que esté, para eso está la nariz, para mandar al corazón, el  afecto de cariño hacia las personas tanto cerca, como las que están  lejos, recordándola con Amor, contestó la segunda palmera.

-- pero el secreto está en  las jarchas, el olor me supo a campo, como los robles, noble Barón, Rojo, resistiendo el fuego, de las escasas épocas de libertades, -- continuo la tortuga Manuela.— Sin dejar el a-tajo, nos encontramos, con el Águila, tenía dos cabezas, bajo del cielo, con sus garras, sujetan, las bisagras de las  puertas, (Toledo) para  que pasáramos. 

Mi imaginación me recordó al Huracán, que arraso el nuevo País del toro, que nos enseño como se debe llamar a las puertas del cielo azul, cruzaba  un caballero, venía de Orgaz, subiendo  la vereda del monte arriba, note que mi alma, quería quedarse en una venta, de lo cansada que estaba, pero no quisimos esperar al Milagro tumbadas en la cama,.
-- ¿Qué Milagro? Interrumpió la primera palmera.


desde 1986 cada dos o tres veces al año paso por  la carretera, que  hacia Pueblo nuevo del bullaque, ( puertas de Cabañeros) y me asombro, como el árbol aguanta tanto peso de los nido de cigüeñas, en  



-- Continuo la tortuga, el milagro, que un viejo roble, encima empantanado, sujeta las cunas de muchas parejas de cigüeñas. Recorren grandes distancias, hasta llegar a esta tierra.

-- A poca leguas dijo, la primera palmera,  una vieja torre, olvidada, que en su tiempo, señalaba El Milagro de Abraham.

--  No muy lejos, una nueva vereda, me llevó a una Cabaña se encontraba en unas eros, allí el carnero, descansaba en el parque Imperial, continuó la tortuguita. En los cielos unos pájaros muy grandes, jugaban al corro, supuse  el de las nubes, dando vueltas, a un descuido mío, en la primera revuelta, antes de llegar a la puerta, amigos que susto, que perdí el equilibrio y me puse patas arriba.


                                                        Sinkope grupo musical extremeño.    

--¿Un síncope Musical?, pregunto la cuarta palmera.
-- Que va, exceso de velocidad, respondió la tortuga, menos mal que la hija del guarda, me llevó a su Alcoba, por  unos montes, cuando me pasó el mareo, me subí a unas Piedras tan buenas, que pude ver el camino, que me llevaría hasta vosotras. Se me hizo de noche, en las fuentes  de   lejos, a media legua del naranjo,

 estaba la candelaria,(Día,místico)  repartiendo  ahumados, con tomillo y romero,  purificando las aguas, que sacie mi sed, Saliendo al paso cuesta arriba, llegue  donde se encontraba mi viejo amigo, el de la raya, nos tenía preparado unas cuantas arrobas, entre los Montes, las naranjas y otros menesteres, celebramos mi vuelta, en el patio del naranjo, y con la pata negra, ( vino ) que me tiznas esa, la candelaria cantamos hasta el amanecer.


Como todos los años el pueblo de enfrente, festejan la candelaria, que en cada calle quema toneladas de  romero y otras hierba aromática, dejando las puertas de las casa abierta para que entre el humo purificador, de la quema

-- Menudo Navegante, está, hecha, dijo la cuarta palmera, te deberíamos llamar Enrique.

-- De tierra firme, ya me gustaría navegar por las estrellas, dijo la tortuga.

-- No te apures, dijo la primera palmera, quizás en el mañana, podrás amiga.

-- Manuela, la tortuga, reconoce unas largas orejas, emocionada de volver a ver este amiguito, dijo le: hola conejito, ¿como estas?

-- El simpático animalito orejudo, con un mal aire de Arrebenido, que se confundía, que él era la Liebre, y como si de una  abeja, le hubiese picado el lomo, de una zancada, salió disparadas. Para desaparecer.

-- las tres palmeras observaron, el talante entre la tortuga y la liebre, que la cuarta palmera, le dijo: noto una gran enemistad entre vosotras dos.

-- La tortuga, habla, fue una antigua y larga historia, de un antepasado mío, le bajó los humos, a la gran corredora.

--  Jejeje, tenía que ser muy rápido tu antepasado, para alcanzar la liebre, dijo la segunda palmera.
-- No, no sabía correr, dijo manuela.

-- ¡Oh! cuéntanoslo dijeron la cuatro palmeras, con miradas de asombro.

-- Eso es coger, el toro por el cuerno, una expresión, que se usa mucho, por el País del toro, y aprendió nuestro antepasado. Continúo la tortuga Manuela,-- lo cuento,  resumido como pueda.

-- Habló la cuarta palmera, grita un poco más,  alto, que no te oigo.

-- Entonces la tortuga, subió a una alta piedra, y empezó hablar en  alto. Continuó, la liebre  siempre se  Burlaba con, Tenaz, que así se llamaba mi antepasado. Un día Tenaz la reto,  ya no sabía qué hacer, el siempre se escondía  de ella. Ligera, como se llamaba la liebre, riéndose de él, le dijo: si quieres hacemos una carrera.

Tenaz, sin pensarlo, acepto, sin saber las consecuencias, que podía acarrearle.

-- Interesante dijeron  la palmera.
-- Tenaz, escogió la fecha, un muy caluroso 19 de julio, fue domingo. Continúo Manuela.

-- Eso sí es valentía, dijo la tercera palmera.
-- Era una distancia, que tenían que recorrer, del Norte al Sur, del País del Toro, dijo la tortuga. Como de suponer, la liebre, tenía más ventaja, con lo cual le dio una pequeña ventaja a tenaz, que él no quiso, pero que ligera, lo llego hacer, descanso tanto, que perdió mucho tiempo, 

y quiso coger un a-atajo, en las misma pradera, donde vive el Toro. Con fortuna se pitorreo de él,  que se enfado mucho el toro, tanto que arrancó de la fuerza la arena que pisaba, la liebre.

-- En qué lugar, ocurrió, dijo la segunda palmera.
-- Por el corso, en sus alrededores, contesto la tortuga.   En el foro, donde el Punto del Cardenal, se pone más morado.

-- en el centro dijo la cuarta palmera.
-- La liebre, como si fuera un farol con sus luces encendidas, se quedó quieta, dando muletazos, en la lidia, mientras tanto todos los animalitos del país, en murmullo y el jaleo, se acercaron en aplausos y ovaciones, ligera se engrandeció más dejó ver al público ya numeroso,  Verónica, le animo, que mostrará un pase de pecho, hasta ya cansado el astado, cansado con la lengua fuera, se refugió en las tablas, que los Rubios, cuando  talan, las encinas, las hijas, recogen sus frutos, para después en otoño, las llevan a la Puebla.

-- No sabíamos que la liebre sean tan taurina, contestó la cuarta palmera.

-- Cuenta la tortuga, al terminar la faena, el público, a su paso le cantan una Salve, OLE,  OLE, OLE, al cruzar la otra loma, una pata larga.   


Vicky Larraz también marco estilo con Ole Ole, 


-- De repente las palmeras Preguntaron a la tortuga, que describiera ese pata larga, que no lo conocían.
-- Cómo puede, la tortuga lo describe a sus amigas,  sus extremidades, son largas y muy finas, el largo cuerpo, se nota que no se alimenta muy bien, deja  ver sus  torso esquelético al caminar, el pata larga, haber tan contenta a la liebre, echó la garrota que siempre llevaba al cuello, a un camino saliendo a la carrera tras la ligera, este sí que era un susto para ella, ahora era el pata largas, a quien tenía que torear la liebre.

-- Menudo sofocón que se llevaría, dijo la primera palmera.

-- Corrieron tanto, continuó Manuela, que llegaron hasta el fin del País del toro, donde el castillo de Belén  ( Portugal )fue encarceladas el pacto de la libertades.

-- ¿Tan lejos? Pregunto la segunda palmera.
-- Supongo que sí, respondió la tortuga, cuenta que las dos hermanasLusi y Tania, lo escribieron en pergamino, en extrema y dura, cuando el pata larga ( Galgo), con las fases  abierta como si fuera el lobo, estuvo a punto de morderla,  


ligera, le recortó como si fuera el toro en la plaza, dejando al pata larga directo al tajo, arrastrado hacia el océano, es cuando Tenaz pudo tener más ventajas sobre ligera, esta última agotada, se hizo una buena cama y se tiró descansando uno cuantos de días, mientras tanto tenaz llego al destino.

-- Ahora comprendemos la pequeña rencilla, entre vosotras, pero no la tengas en cuenta, el paso del tiempo lo cura todo, respondió la primera palmera.
-- Quizás, sea, dijo la tortuga, desde ese día, quién se cruzan con ella la liebre, le dicen no corras que llevo prisa, en son de guasa.

-- Una sabia elección, tan poco fue tan mal la experiencia, en la aventura de la vida, nos enseñan algunas dificultades, que nos obligan a elegir, para el Bien o el Mal, todo depende si en los alrededores está el Roma, dijo la tercera palmera.

-- Casi se le va el santo al cielo, a Manuela, que las palmeras le recordaron por donde se quedó, continuando de nuevo la tortuga.

-- En el patio del naranjo,  en la tertulia de mi amigo el de la raya. De tanto darle a la húmeda, sentí que mi garganta necesitaba algún fruto refrescante. Continúe hasta la Ciudad Real. 

--El  de las Cantigas, pregunta, la cuarta palmera.
--  Creo que le llaman el décimo, dijo la primera palmera.

-- La tortuga, pensó rápidamente, que sería un adicto al juego, el de Navidad, pues ya se caían las hojas de los Arboles.

-- la cuarta y tercera palmera, exclamaron, que la última vez  con el décimo, debajo del hombro se fue al levante a conquistar el Amor o a tomar el bronceado.

-- Dejando la Ciudad Real atrás, continuó la tortuga, con el calor apretando, llegue a una Villa, en el Pilar, una muchacha rubia y con los ojos claro,  como este cielo. Lavaba su ropa.

-- ¡Serán las  Anas ( Guadiana) las hijas del Guarda! Exclamaron las palmeras.

-- A verme sofocada y calurosa, continúo la tortuga. La muchacha, me invitó a   refrescarse en su charca, tan relajante, cómoda me puse flotando en sus aguas, que de pronto el día se apagó. Me di cuenta que era un túnel muy largo. 

Que navegue cuarenta leguas, en las aguas llegando, donde ese tinto pierde toda su fuerza. Con la luz de las aguas de sus Costa. Subiéndome al pequeño monte, que enfrente tenía, para poder descansar, en la noche ya de madrugada, el Roció,( Huelva) de la mañana me salió al encuentro sintiendo frío,  

me  prepararon una manzanilla, malestar encima no se fue, pero note que se dibujaba en mis labios  una sonrisa, subí un poco más arriba,  en la costa el sol calienta mucho, me dijo Pedrito, ( vino dulce  conocido en Málaga )para quitarme mi pena, con su ritual.

-- La tortuga, dirigiendo a la tercera palmera, le comento que en esa parte del país del toro, unos se comen a otros, como se descuiden.

-- La segunda palmera en afirmación  dijo: ¡caníbales, donde!

-- No creo, dijo la segunda palmera, será algún partido amistoso, entre rivales, dejemos que no lo aclare.
-- Continúo la tortuga: uno de ellos, se puso a pisar las cuerdas, con sus dedos en una guitarra, saliendo unas alegres melodías, cuando de pronto, salieron de todos los rincones individuos con sillas, se sentaron y uno de ellos empezó a berrear como un venado, estuviese marcando territorio, en la berrea.  Se escuchó en alto, 

maestro deja que salga, ya ese duende que lleva dentro, sácatelo, vamos allá.

-- No te alarme dijo la primera palmera, eso es arte, que no son comedores de gentes, solo intenta trasmitir sus sentimientos, a todos lo que le escuchan.  Continúo la palmera: en el País del Toro, muy a menudo  y fuera de él, te los encontrarás en algún Corral,  de artistas ( Almagro). Mostrando su poderío en ese arte.

-- Manuela le contesta a la Palmera,  si tú lo dices, pero que conste que no vimos, nada de acuarela, lienzos, pinturas ni nada del Temple.https://es.wikipedia.org/wiki/El_Temple

-- Hay varios tipos de arte, y estos son artistas, se definen como cantaores o bailaores, por bulerías dice la cuarta palmera, sobre todo, en Salobreñas, pendiente de los aires de las alpujarras.

-- continuo la tortuga: pasando el Nido de las águilas,  encontré una torrevieja alta, subimos  vimos a los lejos el Guarda del Mar, como si se tratara de una estatua, estuvo sin moverse me  esperó, le pregunté, por donde viene ese olor del Azahar. Me indico en línea  recta, pasando la villa de la Gran Dama, 

un lugar fuerte, está en lo alto de una roca, como vosotras me dijisteis la última vez, donde el viejo rey contempló las brisas de la   blanca costa,  llegamos, vimos y subimos, deleitamos con nuestros ojos, la belleza del color, sin duda algo especial, sentí hoy, os lo cuento, prosigue la tortuga. Una vez culminada la cumbre, viendo las garitas del castillo de antaño, me deje llevar por la imaginación, 

que produce cualquier situación placentera, en la blanca costa, ( Alicante )  pudiendo ve como la invencible, reposaban en las mansas aguas azules, de la mar. Más de pronto tarde, se me hizo  la noche, desde los cielos, el hijo del trueno, la flecha en llama de su arco se le escapo, dejando un gran resplandor llegando a iluminar, 

la Faz de la Santa. Amigas, ni Quintín, pudo poner orden en el estruendo, que Barbará en su recorrer de arriba y abajo, despertaron, las Águilas, en la noche mágica, estás en sus Alas batidas en su oscura noche. Al barba Roja, Lepantó, el sueño, con las figuras infernales, que dibujaban en los cielos.

-- ¿Esos barba Rojas?  De donde salieron, pregunto la cuarta palmera. Que no escucho bien el relato.

-- Son unos bribones, responde la tortuga, vienen de todas las partes, a su paso por el país del toro, hacen muchas zalagardas, surcan los  aires  las redes sociales y los mares fríos, cuando entra en nuestro mar, los cabellos,

 barbas se les tiñen rojo como un tomate por Lorenzo, que despuntar en el amanecer del horizonte. Un descendiente del flamenco, se entero que no muy lejos de Galapagar, cuna de Tomás, mi amigo, en los alrededores del monte, entre maleza y escoria, ordeno  construir una gran parrilla, de esta manera el Lorenzo, agradeció al Santo, una buena biblioteca, para estudiar las artes, y una hospedería para encontrar el saber nuevo.

-- la segunda palmera, dijo a la tortuga, menudo viaje místico, tienes tema hasta para escribir un libro.

-- Lo místico amigas vino antes, que los barba rojas. El guarda del mar, me indico por donde encontraría a vuestros parientes, llegue me parecieron todas iguales, parece que son sacadas de la misma fotografía de vosotras, las fracciones eran tan exactas que me costó encontrarlas. Todas corrían, en el huerto, de un lado al otro, agitadas por los aires de los palmeros, hasta el cura,( Elche), pidió calma, hasta que las autoridades llegaran.

-- ¿qué pasó? Preguntaron las palmeras, si dejar de acabar a manuela.

-- La gran Dama,(  Elche) 
  con los aplausos de los palmeros, se descuido y vertió en su vestido, leche, estaban tomando el té de las cinco. Y claro habían quedado con el flamenco, ( Carlos V)  casi se pierde la unión formal, en el retraso por el simple vertido.

-- Menos mal, que al final se pudo remediar, era muy importante el flamenco, en este lugar, dijo la cuarta palmera.

-- En una pausa de la tortuga, observando, que un extraño se acerca a ellos, en un susurro de exclamación comenta a las palmeras ¡un sarraceno! viene hacia nosotras  muy negro, encima haciendo S, no le dará vergüenza a estas horas.

-- La segunda palmera le saca de su error a la tortuga, defendiendo que en extrema y dura, ya no hay sarracenos, solo se ve en Alcoy, allá en el Levante.
-- Pues ahí lo tenéis, señala la tortuga.--

-- ¡Ah eso es un Alicante!,(Familia de las víboras, autóctonos ). -- Exclama la segunda palmera, le sale ese color negro, cuando esta de mal humor, de sus adentro le sale el veneno y mejor no está cerca de ella, cuando pierde los papeles, está empeñada de en encontrar las especias, que sus antepasados perdieron, en estas tierras, unos dicen que fue el Lobo, quien algunos recogen sus frutos alrededor de milmil ochocientos ochenta, ( tanto jijona(A), como Castuera ( BA), se produce turron, este ultimo muy conocido en extremadura) unas semillas cremosas, que las tinturan y preparan, con almendras y miel, en esas vilas,  Castu-eras.

--  La  viuda del Castúo, nos dice que el secreto está en las piedras de las eras, estezando fuerte  allí, elaboran  tortas las Serenas,( delicioso queso de oveja)http://www.quesodeextremadura.com/queso-la-serena/ en las noches de penitencias también son cremosas, dijo la cuarta palmera.

-- Manuela continua que en otra jornada, buscando la flor  del Azahar, me dieron una Oliva con rajas,  pero desconocía de estos frutos, que lo llevo en el Zurrón, después que los Reyes abriese la veda de la recolección, a lo largo  del día me encontré con frutos, que mi amigo de la raya me ofreció, y en un alto de la jornada me endulza los medios días fríos de Enero.

-- Hace tiempo,  que en las villas de las rayas mencionan las naranjas, dijo la primera palmera.
-- Continuo la segunda palmera, si que algo estudie en las escuelas.

--  Siguiendo la primera palmera dijo: Una pequeña rencilla, entre los dos Países del Toro, que se le llamo, la Guerra de las Naranjas, ( Portugal, España) seguro que tu amigo el de la raya,(se le llaman a los pueblos fronterizos extremeños)  cada vez que te ve te obsequia, con los frutos del árbol del azahar, ( Naranjos) tal vez te quiso trasmitir un poco de su historia.

-- Continúa la palmera, en Extrema y dura, en venganza  por el pitorreo que se  tuvo Con el de la Botella. Quisieron dar en Amor, a Lusi y Tania, como la Buena parte, no pudo funcionar con Pepe,  su hermano quería la corona de Lusi  y Tania  como dice el dicho que no se puede querer a dos mujeres a la vez, como revancha, a las dos hermanas, quisieron conquistar con Amor con  una Onza de Oliva, (  Olivenza) machacadas con mazas, mezcladas con sabor tomillo y otras especias, muy aromáticas  traídas del lejano Oriente.

-- Ya me acuerdo dijo la segunda palmera, continuo la historia de su hermana. Pero las dos hermanas las que le gustan son esas que tú, llevas en el zurrón, esas naranjas, que de pequeñas en el árbol son verdes y parecen olivas, continuo la palmera, como ellas no se ponían de acuerdo, antes que cometieran unos traspiés, arrepintiéndose después. Manolo,( Godoy, llamado el Príncipe de la Paz)  el Castúo.-
-- ¿Que Manolo, preguntó la cuarta palmera?

--  La segunda palmera respondió, pues el de las Eras,  un Extremo y duro más continúo el relato ( natural de Castuera ).

Manolo, se encontraba en la raya, vino de la luna, se encontraba de paso, quería ir a la Ciudad de los Ángeles. ( centro de la Península  iberica ).

-- La tortuga, hecha un lío, le dijo a la segunda palmera, que no era  franco con ella, eso era imposible, que viniera de la Luna, ( Alburquerque(Esp)se le conoce su castillo)

-- La cuarta palmera tomó la palabra, a ese ni lo nombres, la última vez que se levantó, nos quedamos cuarenta años sin la siesta, con tanto ruido que dio por estos lugares, algunos del país del toro, lo tiene enemistad con él.

-- La segunda palmera se dirigió a la Tortuga, que la perdonara, que en la conversación pude expresarme mal; La luna, es un lugar fuerte de la Raya.
-- ¿Un castillo pregunto Manuela?

-- Sí, respondió la segunda palmera. Manolo pasaba el verano en ese lugar, sabes la estancia son fresquitas, sobre todo cuando Vicente trae las cántaras, ( Villa fronteriza) llenas de fresca agua, eso sí  es arte, sobre todo de cantería.

-- Se me ha ido, las hojas al cielo, responde unas de las palmeras, no sé por dónde íbamos.

-- La tortuga responde que se quedo con Manolo.
-- ¡Ya! Manolo, retornando la segunda palmera. Manolo, hablo de Buena, en Parte, que en Montijo, se encontraba una muchachita, de ojos verdes, que se encontraba sola y triste, que los del pueblo la conocían como Eugenia. El, de Buena, a Parte, de sus ojos, se enamoro de ella, convirtiéndola en su Emperatriz.

-- Que final más amoroso, dijo Manuela.
-- No lo creas mucho, contestó la tercera palmera, otros opinaron que hubo trampa, en otros pueblos de Lusi y Tania.

--   la cuarta palmera dijo: cuando los soldados tomaron las calles, desenvainaron sus espadas, todos se asustaron, menos un niño, de nueve años, que llevaba unos ramos de flores rojas, otro de violetas, recogidas del campo, para entregársela a su Mamá, para que sintiera el  olor de la naturaleza, recordada con el Amor de un Hijo.

--continuo la tercera palmera, viendo la situación de complejidad, con un impulso más bien de terror, este niño  fue colocando en cada espada en alto, una flor roja. Los soldados en esta situación, amiga no supieron reaccionar a la anonadada situación del niño.

-- Continúo la segunda palmera. Este hecho en los corazones de aquellos soldados, produjo un gesto de debilidad, volviendo a vaina otra vez sus espadas.

-- Menuda manera de combatir al poder, con flores rojas,  el cerebro, en armonía con el corazón, desarrollo la inteligencia de aquellos Soldados, dijo la tortuga.

-- Desde ese día, en los pueblos de Lusí Tania, celebran la revolución de las flores Rojas, continúo la primera palmera.

-- Algo recuerdo de la últimas vez, me enseñasteis, que los soldados, cansados de pelear, fundan villas y ciudades, relato la tortuga.

--  Recuerdas, Manuela que los soldados podrán cortar todas las flores, pero jamás podrán acabar con la primavera, como nos dijo Pablo, dijo la  cuarta palmera.

-- después de la frase de la cuarta palmera, la palmera primera, empezó hablar a la tortuga. Así es, ciudades como la que tuvo el Merito,  Augusto, Esta ciudad traspaso todas las fronteras, en el País del toro, también tuvieron su represión.

-- Pregunto la tortuga, que era eso de la represión, en esa ciudad.

-- Respondiendo A la segunda palmera. Fue  un malestar General, muchos perdieron los trabajos, los precios de los alimentos, subieron tanto, que solo unos pocos podían abastecerse, de esas necesidades básicas para ellos y sus familias.

-- cuando terminó la segunda palmera, empezó hablar la  primera: Los que tenían el Capital, pasaban de largo marchándose a otros Países, casi todos tuvimos que salir a tomar las calles, con pancartas y lemas, el Pan Nuestro, cada vez alcanzaba un precio distinto. 

-- Vosotras también preguntó la tortuga.
-- Nosotras las primeras, responde la cuarta palmera, ¿os acordáis?

-- Claro que nos acordamos, dijo la tercera palmera.
-- La primera palmera dijo con ritmo a lo que escribió la segunda Palmera, en la Pancarta.

(Coca-Cola asesina, Trina-Ranjus al poder, Tortilla, bien hecha jamás será deshecha).

-- Menuda reivindicación, con esa pancarta, os podían haber metido en la cárcel, le dijo la tortuga.

--Pudo ser, pero todos queríamos lo mismo,  dijo la primera palmera, continuando dijo: corría el rumor que la Coca-Cola, fue perdiendo puestos, salieron al mercado otros tipos de Colas, como la Revoltosas, la Trina, la Pepsi, fue adquiriendo protagonismo. Nosotras preferimos la Mirinda. Dijo la cuarta palmera.

-- Pero dónde está la chispa de la vida, con una sonrisa, yo prefiero la Coca-Cola, dijo la tortuga.

-- Realmente la que triunfó, fue  la Tortilla bien hecha, jamás fue desecha, dijo la segunda palmera.

-- Como triunfo de que ingrediente esta presentada, preguntó la tortuga.

-- Lo fundamental, son los Huevos, continuo la tercera palmera, se pueden hacer de varias tonalidades, como la del Perejil, espárragos, francesas, con sabores a cilantros, pero la mejor de todas son las Españolas.

-- Esas las conozco, dijo la tortuga, son verdes o negras, en algunas zonas del sur las llaman Olivas. Jijee.

--  Valla, vemos que conoces algunas de nuestras marcas, dijo la primera palmera.

-- La segunda palmera dijo:  en el País del Toro, desde hace más de mil años, empezó en  el mercado de la marca, intentamos cuidarla, como unos noble caballeros, de tanto pelear, decidieron crear la marca Hispánica, allá en las alta cumbres.

-- Lo de la francesa  es otra marca distinta pregunto la tortuga.

-- No, es también nuestra, dijo la cuarta palmera, se llaman de esta manera, porque  no se batían bien, los huevos.

-- Continúo la explicación la tercera palmera. Sobre todo en los tercios, los que iban y volvían a otro País del Toro, allí se Flandes-iban, las patatas, cuando de Buena parte, cruzaban los otros Países, muy rápidos para ir a Roma.

-- Veo que el Amor es otro ingrediente más, dijo la tortuga.  

-- Ese es el secreto, en la cocinas,  dijo la segunda palmera, las tortillas salen alargadas y rechonchas, pero muy gustosas también,  por faltas de las Papas, que olvidaron de tanto guerrear.

--  Bueno dejarla que nos cuente su experiencia, dijo la cuarta palmera.

--  Después de la deliciosas Aguas del Azahar, en la costa, Hablo la  tortuga.  Me busque una Universal Aventura, subido en lo ato de la cima, vi la Costa,  era Dorada sus aguas, como la arena de su anfiteatro, antaño representaban su Amor, por el levante, en esa parte del país del toro, la Roma abunda hasta debajo del suelo.

-- La segunda palmera, le corto a la tortuga, a referirse, que esa dos palabras, si tenía clara su significado.

-- Manuela la tortuga, se dirigió a la segunda palmera: Amigas, vosotras me descubristeis, que las dos palabras leyéndose al revés, dicen lo mismo Amor.

-- Respondió la segunda palmera, y lo es y será, Roma, era un Imperio, como todo imperio, tiene su Amor,  fuera y dentro  de ella estaba  su odio.

-- En esa parte del País, se dirige Manuela a las Palmeras. El Amor, perdura, lo tenis que ver, alguna vez, el Circo , es de Terracota, para que no pasaran el personal calor, decidieron hacerlo debajo de sus Pretorianas Torres.

Con el sol de poniente, Augusto me indico una vía, que no dejándola, me llevaría hasta el final del País del toro, me encontré con mucho más Amor. Roma se había convertido en un Burgo, con sus callejones de juderías, imaginando, como Caballero, escuderos, entraban en tabernas, posadas centenarias, en esa Ramblas de la libertades

segura estoy que sus moradas de arcos de medio punto, me indicaba que la Costa, se encontraba  muy brava, como una mama, se embravece cuando se meten con su hijo un extraño. Casi Lloré de alegría al ver otra vez el Mar, con sus revolcones, en las aguas, me recordó al hijo del toro en el corso, 

frente a la tablas. Encontrando una torre, como la de Babel, todos hablan lenguas extrañas y rara vez entiendo. Pero en Luna, todos se cortejan y se enamoran, los habitante de la torre, entre señas y chapurreos, se afectan como pueden en el levante, se única su salida, por el canto del gallo, que irrumpe sus festejos.

Con tanto trasnochado en el cuerpo, no protegiendo del Roció que llego, me entro calentura, con tanto agotamiento que llevó mi cuerpo, en unos cuarentas de medidas, se resintió mi hocico, se puso tan rojo, que me confundieron con un más de la selección, unos de ellos, me dio unas hebras amarilla, para,ella, la muchacha del quinto. Confundiéndola,

 con el olor  del Azahar, quise se oler su aroma, con la mala suerte, que una de las hebras, por uno de mis agujeros,  se metió. Produciendo un cosquilleo irresistible abriendo mis faces, como nuca había yo experimentado, me hizo que tosa mas en el Mar,  con el estornudo, me di un gran susto, tanto que Neptuno, que hablaba en ese momento con Poseidón,

  dejaron de hacerlo, me miraron con asombro, espantándose los dos, me dejo un fuerte oleaje, que vi como la pequeña invencible, se tambaleaba, me asuste tanto, Salí corriendo como pude. Llegue hasta el mismísimo Pilar,

 esa columna que sujeta una parte del País del Toro, se fue alejando el pánico, mi compañero me dijo toma, Cari, uno de esos dulces adoquinado ( Aragón) del maño, que ñena,  mucho el estomago. Me alegro, se fue marchando el estropicio que deje allá.  Me vine tan rápido, que no pude saludar a Saturnino, que bajaba con las espaldas escaldadas, de los baños calientes, en esos montes, quien vive son unos enamorados  de Roma, vierte todo su Amor en las termas.

-- ¿Seguro que es el de Noya?  El Saturnino pregunta la segunda palmera.

-- ¿D´Anoia se yo?, si es Catalán o Gallego, lo que sé de él,  que vive en una burbuja constante le responde la tortuga, continuando la vivencia  a las palmeras. Desde lejos Saturnino, hacia seña, que me acercara,  quería enseñarme como  Cava, la campiña, mientras tanto saboreaba un burbujeante sorbete de la región. De esos que beben para recibirá los Reyes Magos  de Oriente.

-- ¡ha! Exclama la tercera palmera, el sorbete que haces mención, le llaman muchos el Gaitero, lo hace sin alcohol, con manzanas, para que los niños puedan brindar juntos con sus Papas, la nueva era anual.

--Lo reconocerás, lleva un pellejo  de piel de bajo del hombro, en los orificios, metió unas cañas huecas, se deja escapar un sonido mágico, que te hace retrocedes en los a centrales años del País del Toro, le comenta la cuarta palmera a Manuela.

-- Del Pilar, me fui a pesar mío, pero las obligaciones, me requería, prosigue la tortuga. Saliendo por la primera revuelta, un gran soplo de viento, me arrastro. Tuve que proteger mis ojos, pensé  si se tratara de esos dos que deje en el mar en la revancha, producido en mi estornudo, al levantar la vista como pude, 

pues no quería cegarme, vi a los lejos la Muela, donde la otra vez Pepe, la perdió, me percate que en lo alto de la cima, allá  en el horizonte las grandes manos de esos Gigantes, me hacían señas, Amigas, estos no son como las que viven en la Mancha, me refiero a ese Caballero y su escudero, que lucharon para salvar a su princesa.

-- Los Molinos de Vientos, te refieres, dicen las cuatro palmeras a la vez.

-- Si, contesta la tortuga, pero sus aspas, no son como vosotras me lo dibujaste, estas son como las que tienen los aviones, que surcan los cielos.

-- Los molinos se modernizan, responde la segunda palmera, el resultado es el mismo, los de la mancha transformaban,  el trigo, en harina, para hacer pan, bollos y polvorones, los que te cuentan, transforma el aire por electricidad, para poder ver bien de noche y los dibujos animados en la tele, mientras que la mama, hace la papilla de fruta a los peque, con la batidora, que funciona también por electricidad.

-- Continua dice la primera palmera, nos interesa tu información, ya que nosotras,  no podemos viajar en cuerpo, lo tendremos que hacer  con nuestra mente y tu ayuda nos será muy útil.

-- Pues tengo unas cuantas leguas que contar,  dice la tortuga, continuando la conversación. Pase por un cruces de camino, pregunte a un Doncel, sin vergüenza, no la tuve, fui directo al grano, Medinaceli,  me respondió, ese camino de piedras iras hasta él, pero entrado ya en la Villa, este, estaba visitando a sus convecinos, las calles estaban bien empedradas, uno a otros se ocupaban de sus plegarias, para trasmítasela a su jefe, 

tan ocupado como siempre, mejo vengo otro día dije, menos ajetreado,  me despedí de ellos, por el camino de vuelta, el joven Doncel, ni se había movido, estaba degustando unas buena Torrija, unas rebanadas de pan frito, bañadas en leche, azúcar y canela. El joven aprendiz de caballero,

 me indico, pasando los diocesanos, me encontraría en los caminos, unos borrachuelos, me indicarían el camino de vuelta, hacia los henares, hasta llegar donde el Caballero, bebió en el pozo de la sabiduría, allá en las Universidades, aprendiendo letras y números, alguna cosa más, creo que fue otro viajero infatigable, viajaba mucho a la Mancha. Se le daba bien hacer comedias, sobre todo en el Corral, casi segura estoy degustando las berenjenas. Viendo su casa, el pozo,

 su obra maestra, regrese a la Ciudad del Ángeldescanse en un Retiro,  que me supo imaginar cómo eran las Delicias, como podían albergar tantas emociones. Allí amigas, estaba ese cacharro, el Feo carril, o como se llame, estaba durmiendo, pude averiguar qué lo llaman fresa, jejeje, que gracioso el nombre que tiene.

-- Ya sabemos, donde te encontrabas,  en una de las antiguas estaciones, la convirtieron en Museo, para que todos tengan la oportunidad de conocer, que pasó dio este transporte, como muchas familia, trabajaban para que otras pudieran viajar responde la segunda palmera.

--la primera palmera, hacía también su comentario a la tortuga, desde allí salió el último que vino  a extrema y dura,  San Juan venía en el, paso una noche en el Alcázar, ( Nudo ferroviario en Ciudad Real) se marchaba al levante, de la mano de Lusi y Tania, allá por eso monte, sale un camino de traviesa, LuciaAnda, al encuentro de sus primas, es una Delicia, como antaño, no comento, como viajaba como una Reina.

-- Tal vez en otra visita, a vosotras me atreva a viajar en el Feo Raíl, les comenta la tortuga a las palmera, de la manera buena que se le pinto la experiencias con el Ferrocarril.

-- Claro que si, le contesta la primera palmera, no tengas miedo, al rápido vehículo para el viaje.  No hay que tener miedo, en las diferentes maneras de viajar, que tiene uno, de esta manera, segura estoy, que puedes admirar, los campos, donde recogen flores, Lusi y Tania, seguro que te encuentra también correteando  Andado, por el lugar a Luci, su prima muy cerca de ellas.

-- Tomás y yo, diciendo la Tortuga Manuela, después de beber, y refrescarnos, en el Pozo del Tío Raimundo, por el camino del Feo Rail, decidimos hacerle una visita a Pepe en Galapagar, vimos a lo lejos una señal, que cuando nos íbamos acercando parecía una Gran Cruz, los del pueblo decía que de piedra a piedra, hubiesen tardado un siglo.

 Por fin encontramos a Pepe, que tenía un nuevo amigo, este en el lomo, se hizo un tatuaje al fuego, con su primera letra, del nombre, deduje  que se llamaba Vitorino,  decía que si alguna vez, perdía la memoria, mirando a su lomo, no se perdería. Mientras nos entretenía, contando, cosas nuevas, nos acordamos, que muy cerca había un sillón de piedra, un poco incomodo, 

Tomás alzo la vista, vio el monte limpio de escoria, sentados, nos pareció ver que se tratara de una parrilla. Era más, del medio día cuando Lorenzo toco los cuartos, como llevábamos en el zurrón, unas naranjas, que mi amigo, el de la Mancha, nos la regalo, las repartí, tocamos a unos dulces gajos, disfrutando tan ilustre sabor, de esta manera, engañamos a los estómagos una vez más.  Cuando en el horizonte, lejos nos dimos cuenta, allá en la llanura, una gran espesura en polvo, salía al camino del cran Castillo, se dispensaba por las nuevas torres mal aplomadas, con su inclinación quisiera copiar a Pisa.


Del aquel lugar, bajamos tan rápido, que en un periquete, llegamos a la Ciudad del Ángel.  En la azotea, vimos como el Capitán,(Pastor) con sus ejércitos de borregos, " Trashumancias" marchaban por la  vereda de los Hinojos,( Castellan-, dieron tributo a la Gran Dama, que tuvo que sujetar con fuerza a sus dos Leones, para que la borregada no fuera desperdigada, por esa calles empedradas. No supimos del Vellón, pero en un Santiamén, Neptuno pregunto haberse acorralado, con tal asustadizo Ejercito, este de buena forma su trinchete alzo.

-- Menudo con el Capitán, queremos, pensar que sus ejércitos están falto de bravura, dice la tercera palmera.

-- Y así debe de ser, en cuanto bajo la guardia el Capitán,  se fueron dando vueltas y vueltas alrededor de Neptuno, el trinchete en forma de bastón, se sujeto medio mareado, el ejército no dejaba de buscar la Alcachofa, que se encontraba a un paso de los Embajadores del Flamenco, estos con sus berridos subieron sin descanso por la cuesta de los escritos, a mediar con el Capitán, se entendieron unos minutos después los otros,

 los Isidro, que dejaran sueltas a las mensajeras, para advertir que pasarían la borregada, que no se asustaran ningún Ciudadano del tinto, que se iba alejando el verano,  otros los, Manolos,  los forasteros se le acompaño a los Jerónimos, D. Hilarión,  se Retiro hacia el  Caserón,  cansado  de unos y otros de hacer tanto el indio.

-- Oye tu, dijo la cuarta palmera, lo que nos narra, es el derecho del honrado consejo de la Mesta, y eso ya casi se olvido.

-- Mesta  arriba o Mesta  abajo, a  tras-Numancia, no llegamos, nos bajamos en  Pacifico, no teníamos ganas de caminar, le contesto Manuela la tortuga.

-- Jaja Rieron  las palmeras, ante la ocurrente respuesta de la tortuga. Es un legado muy antiguo, continuo la tercera palmera, que termino de sonreí.

-- en ese momento Colorín, se había posado en una de las hojas del la primera, palmera, escuchando con atención la narración de la tortuga, y cuando se acabo las risotadas y comentario, 

tomo la palabra, continuando dijo,  si, tenéis razón, ambas partes, para que no se pierdan el honrado consejo, y sus cañadas, ha vuelto paso a paso por las viejas vías pecuarias y  cordeles, caminos, que recorre en el país del toro,  de  Lidia, compañera del Capitán, no dijo que marchaban, a pasar unos meses  en tierras, de  Extrema y dura, que pasaran las Noche buena  con sus familias,

 Lusí y TaniaAnda, también Lucia, que no es tampoco pariente lejano.

-- Pues el Capitán, dijo la tortuga reanimando la conversación, estuvo hablando, con otros Pastores, les oí hablar, que pasarían una temporada en la Siberia y en la Serena. Note que mi corazón se aceleraba, quise venir para estar con vosotras. Pero ante tuvimos que convencer al carnero, el Capitán de todo el ganado.

-- Se agradece mucho la visita, dijo la primera palmera.

-- Saliendo ya de la Villa Mayor, dijo le la Tortuga a las palmeras. Cantando todos a una a desorden, caminamos hasta llegar a una campiña, donde se pisaban en grandes barreños los granos verdes y morados.

-- Parra que dijo la segunda palmera.
-- Parra convertirlo en unas sustancias amargas, depende de quién Mostos, pisen el fruto, unos salen blanco y otros rojos, a este último lo llaman los pastores el tinto, dicen pues como se toma en verano. Los escuche decir que este año la madre era generosa. Unos de los pastores, se acerco al molino con la bota quitada, embasando un pequeño sobrante, dejando otras para Pasas, como sugería, Asunción, la hija del pisador, que pasa,- Uva- de un lado a otro un pequeño arroyo jugando, a no mojarse los pies.


-- Ya imaginamos, como cuida con esmero los detalle, es un buen pastor, contesta la segunda palmera.

-- Si, gano el último concurso, del pastoreo, orgulloso iba con la medalla colgada a su cuello, parecía un viejo doblón de oro, sacado de un tesoro, dijo la tortuga.

-- Hay tantos, que ganaron el concurso de la vida, que ya se nos queda pequeña la memoria, de sus nombres, dijo la tercera palmera.

--  Eso no es nada, comparado a lo que vi hacer, hizo hasta Magia, contesto la tortuga.

-- ¿Es también Mago? Se preguntaron la cuarta palmera, pues no sé quién puede ser. 

-- Pasando  la Nava, dijo la tortuga, indico que el carnero probase el zumo, que los pisadores, nos entregaron, este lo probo, al pastor, le dijo que el Mosto es de Olé, de primera, hablando los pastores unos con otros, comentaron que el año fue buena la cosecha, en todo. Seguimos caminando, hasta llegar a un Lugar Fuerte,

 ahí se juntaron  otros Capitanes, los pastores, hablaban de ir hacia un A-tajo, para no perdemos, como  la otra vez, me ocurrió que caminando un buen rato, en línea recta, cuando en la Vera, en el rio vimos todos a la Reina, que solicito ayuda al pastor, para Talar, unas chopera, quería convertirla en Tablas.

-- Para que quiso hacer tabla la Reina, se pregunto la segunda palmera.

-- Me imagino, que como era las fiestas, querría hacer un cercado, redondo, un tal Gallo se echaría un baile con un astado, supongo que en el corso, ante que llegara la oscuridad. Como la prisa mandaba, llegamos a unos Montes, decían que subiendo se podía ver Toledo,  pero lleno de Jaras, me impidió la subida, me frenada en cada paso, otros con una Servillejas, en mano, saludaron a Lupe, que casi pasaba de largo, con sus amigas Lusi y TaniaAnda que Lucia, insistió  que por el Castillo Blanco

bajando esas Morras altas, el Flamenco jinco la rodilla en Losa, a la Vera, estaba  unas de las casas, de un Caballero, el pastor pregunto al herrero, que si era del Duque, la jaca que llevaba el,  en la negativa a su pregunta, continuamos, por el camino llegando a unas altas Cuestas, que el Carnero, marchaba, más contento. - (Puerto de los Carneros)-


Ha la primera revuelta, nos encontramos una aldea sin sombra,   para construir sus casas la  Rubia,( Talarubia, ploblación extremeña) una mujer forzuda con hacha en mano, muchos años atrás se dedico en la  Tala, de todo tipo de árboles, dejando una tierra de pizarra.—La cuarta  palmera, respondió, es la Sibería Extremeña.--. Tierra dormida, puntualizó, la segunda palmera. — ¿Dormida? Se extraño la tortuga, esa Tierra, si los descendientes de la Rubia, nos comento, que por las noches es cuando salen, de la Puebla la juventud, en las noches. Alcocer, el sol durante todo el día, en los mese de más calor.—Tierra dormida es una explicación, que los extranjero, se atreven a calificar por el atrasó  industrial, que fue sometida esta comarca, respondió la segunda palmera.


—vimos muchas huertas, dijo la tortuga y un gran , complejo hospitalario, para todo tipo de gente Viajera y de los vecinos pueblos de la comarca, y muchos paneles que  atrapan los rayos Solares, dicen que los convierten en, energía, si esto, lo consideran  retrasó, es  porque no han  cruzado  estas aldeas.—Todavía las gentes de estos lugares emigran, a otras ciudades, no le pueden dar otras facilidades, esto es lo que nos referimos, puntualizó, la cuarta palmera.


— Viendo desde este punto, veo que tenéis razón, dijo: Manuela y volvió a su narración,-- En la Puebla subí a una gran torre, es un lugar fuerte, desde arriba se visualiza todo alrededor de cuarenta kilómetros, se ve un gran lago,  le llaman la serena, pero otros dicen que es el  Zujar, que luego cruzamos, dicen los antiguos, que su nombre deriva de la cantidad de hornos de pan que Alcocer para los habitantes de la Puebla.—Habladurías  dijo la primera palmera, Ya en tiempo de Miguel de Cervantes, Menciona esta población, pero su nombre es de origen Árabe,


 que describe a un pequeño palacio, no llegando, este a dominarse, Alcazaba, aunque ya lo romanos, explotaron sus aguas finas.—Un gran Castillo palacio, con su redonda torre de homenaje, se alza en todo lo alto de la    sierra, comento la tortuga.


—como si se tratara de un Sancti  Espíritu, ( Pueblo de Badajoz) uno de su convecino, yace sus huesos en un museo de Atocha, ( el gigante Extremeño) como si fuera una Capilla,( ) pero no la pudimos ver, una Zarza,() nos corto el paso. Dimos un rodeo, dimos con un Peñal,


 mastin( Raza de perro extremeño), nuestro amigo Beethoven, se hizo el Sordo( ), por fin bajo y nos indico el  camino, en el Chaparral, una charca con agua clara, el pastor lleno  unas cantaras de agua,  en una Horta de encina, como si se tratara un un ritual, vatio un huevo, tomate ,migas de pan, ajos, sal vertió vinagre añadió aceite, lo batió mezclando la masa con agua, el resultado lo llamo Ajo blanco. ( revista  Libertaria de los  70 y sopa o gazpacho frio de origen Romano, plato de cordoba y extremadura )



--- Estaba bueno y fresquito, ese gazpacho, unos lo acompañaron con brevas, con uvas, yo me lo bebí como si se tratara de un buen tazón de leche. Preguntamos por la receta de la elaboración, nos respondieron que el secreto, se encuentra en esa Venta donde miramos todos en la misma dirección, entre las paredes estaba  asomada una Cabeza, esa era del Buey, nos dijo el Pastor. Como fue un lugar acogedor,  decidimos, pasar varias temporadas.

---No,  llovió a cántaro, por ese lugar, suelen acarrear algunas tormentas. (Pablo Guerrero cantautor de la zona), comento la cuarta palmera.--- Uno que otro aguacero, pero ya sabéis vosotras, que el agua es bienvenida, por estas latitudes, le respondió, la tortuga.

--Una muchachita, Belén, ( Santuario Extremeño) continuo la tortuga, nos invito a pasar una agradable jornada en su pradera, en la velada, con tanta multitud, un corderito se perdió, en unaHoya. El pastor muy excitado, hasta Campanario( Población Extremeá) llego, replicando, echo lascampanas al vuelo, como si fuera festejo, todos, comenzaron por buscar en la Hoya, se encontró alguna que otra Haba ( Población Extremeña).


--- Pobre corderito, dijo la cuarta palmera, que final más trágico, unos de esos lobos, los llamado de dos pies, seguro que tienen algo que ver.--- Advertidos, están, se leé, en esa Piedraescrita, ( Romería Extremeña), el aviso esta escrito  enCastúo,( dialecto Extremeño,  dado a conocer, por Luís Chamizo) para festejar en la Era ( Lugar donde antaño, se trillaban el  cereal.( Castu-era, población extremeña) desde mucho tiempo atrás,  se advierte del peligro, que corren algunos animalitos, en el Medio Ambiente, por algunas celebraciones, inadecuadas, con descuidos  fatales.

--- Nino, Nino, Nino, Nino, como un rayo apareció cerca de ellos, un vehiculo a gran velocidad, luces intermitente un gran ruido producido por una sirena, era una Ambulancia. Nuestros amigos, los Galápagos, como por arte de magia desaparecieron dejando visible sus conchas. Unas de las palmeras, les dijo de que se trataba del atronador escándalo. Al oír la voz, el galápago se asomo la cabeza. 

--- Manuela en una excitada aceleración,  comento! Ni que fueran a la purga de don benito ¡ ( dicho cuando uno tiene mucha prisa).--- Pues sí, dijo la  segunda palmera, en la dirección que va, se encuentra la VillaNueva ( Hospital y en población extremeña), que Don , Benito(  población extremeña) a constuido, para dar servicio a esta buena gentes, que viven por estos contorno, y para los de fuera, que pasan algún tiempo. 

--- Dinos, como averiguasteis que iban al la Purga ( antiguamente con aceite de resinó o agua de carabaña, se limpiaba uno, las entrañas, evacuando con rapidez el contenido de los intestinos). Pregunto la tercera palmera.

--- nos lo contó un pajarito, que en una Zarzuela(  ¿de marisco?)  Un señor don Benito se sintió mal, y D. Hilarión  el farmacéutico, le receto un Aceite. Le respondió uno de los Galápagos. --  Seguro estamos que fue un secreto a voces, ¡ande, andará metido por medio el colorí¡  exclamo la cuarta palmera.--- Bueno dejarla que termine de contarnos, esta apetecible historia, recrimino la segunda palmera.--- No tengo mucho más que contar, solo que cuando el pastor replico, en campanario, el tolón de las campanas,

 asustaron a la princesa de ese lugar fuerte, era Maga, ( Muchas veces mi padre me contó el origen del nombre de Magacela, que el ejercito puso antorcha en asta de los bueyes , y con el ruido de los cencerros, en las oscura noche parecía, un gran ejercito para la toma de la villa, pero esto es una leyenda  comarcal, mi investigación, me guía por otro camino que --.

  No dejaba de sonar el tolón de los cencerros, del resto del ganado que buscaban a uno de los suyos, cuando dijo a los presentes que hoy seria una amarga cena, tropezando en un rincón de la Alacena,(  nombre que su significado es guarda enseres, destinado a la alimentación, puede ser que ya los Romanos denominaba a este lugar como su propio, almacén de grano, por tener una gran extensión de terrenos cultivable. O quizás  nombre conocido del Árabe,  Hazena, se haya  derivado el Nombre actual al paso de los siglos.

-- Haciéndose un esguince en el tobillo, guardando reposo en cama.—Si ya lo recordamos, dijo la primera palmera.--- claro, como no, si se trata de la princesa Maga, ¿ no os acordáis que nos lo escribió Cela, en el estudio de Päcual Duarte.--- Como estábamos tan cerquita de vosotros, quisimos desviarnos, para echar un buen rato en vuestra compañía, dijo la tortuga.

Desde la segunda palmera, se escucho un revoloteo, se dejo ver un jilguero alzándose el vuelo, que atento estaba
 ala narración echa por los simpático animalitos. Conforme se fue alejando, no dejaba de cantar Colorín y Colorado este cuento se ha cavado.
Banderas en el Hospital Villanueva D. Benito en 2006
                                                   
Moraleja:
En cada viaje encontraras una aventura nueva, y si no puedes viajar con el físico hazlo con la mente, a Julio Verne le fue bastante bien.



Enrique.
Termine este libro el 7  de septiembre 2007


            
Sin libros, Dios está silencioso, la justicia dormida,  
Las ciencias naturales paradas, la filosofía coja,
Las letras mudas y todas las cosas envueltas como en unas heladas tiniebla.
 (Amado Nervo) 





                 
    Pinchar en este enlace para escuchar la canción     
  ( de la escritora Argentina Maria Elena Walsh)



Resumen fotográfico

  Banderas, alzadas en la puerta principal del hospital de Don Benito (Badajoz)

 Palmeras, situadas en la carretera de Don Benito a Villanueva de la Serena.

Animal de compañía, desde hace varios años.
Naranja, del patio de la casa, en la mancha.

 Toro, aunque este domesticado, este tipo de animal, más de un susto y trompazo a dado a sus ganaderos.
 Termas Romanas, (Caldas de Montbui, Barcelona)
Termas Romanas, (Cabeza del Buey, Badajoz).
Teatro Romano de Mérida (Badajoz) cuentan, que fue la segunda capital del Imperio.

 Castillo de Almorchón (Badajoz) importante vía de  comunicación, entre Castilla, Andalucía y Levante en el llamado consejo de la Mesta. Durante la contienda, estuvo un frente, varios bunker o nidos de ametralladoras, es el resultado,  una de las absurda Guerra Civiles Española. Como resultado, un pueblo dividido.

 Interior de una sala del castillo, Belmonte (Cuenca), principal escenario de la famosa película él Cid Campeador. Producción Americana.

Tecnología  avanzada en su época, Molinos de Vientos (Campo de Criptana, C.Real).
 Casa Natal de Dulcinea del Toboso (Ciudad Real)

La Cruz del Ferró, Foncebadón (León) este montículo artificial de piedras, es el resultado de que, todos los peregrinos, de la Edad Media depositaron  una piedra, en perdón de sus pecados cometidos a lo largo de su vida, yo lleve la mía, (1,300kg)

 Islas Cies, llamadas las islas de los dioses, tuve la suerte de ver como una espesa niebla, avanzaba lentamente por su isla, llegando hasta vigo.
 Santiago de Compostela (La Coruña) fin de unos de mis viajes.

Puerta de Justicia (Almería) arquitectura árabe.
 Muy cerca de Galapagar, Cuelgamuros, (Madrid).  Dedico esta imagen, a todos lo que sus ideas políticas, pasaron verdaderas calamidades, e incluso su vida.

Cerro de los Ángeles (Madrid) es el mismo centro de  Hispania, hoy La península Ibérica cuenta la leyenda, quien encuentre la situación exacta, pidiendo un deseo se le cumplirá.

 Iglesia de San Felipe Neri, (Cádiz). Medellín (Badajoz) cuenta que cerca de este lugar Julio Cesar con su Ejército, se enfrento Con los Ejércitos de Pompeyo
Fortaleza Palacio de la Puebla de Alcocer (Badajoz)
 Elche (Alicante)  huerto del cura, un extraordinario fenómeno natural, un cepellón para siete palmeras.






Aunque ya tenía 17 años cuando entrenaba esta serie de dibujo animado, me animaron a crear mi propio relato, y posterior lectura de la obra de Miguel de cervante, al fin todos tenemos algo de caballero aventurero y siempre hay alguien que nos frena.






 El autor disfrazado allá por los año 90 en el patio de una vivienda del conocido Toboso, buscando a mi Dulcinea, las tinajas representan los molinos de la mancha



  



En turuñuelo badajoz encontrado un símbolo tartesios de dos palomas y piel del toro el periódico del . País 8/10/2016, o sea que eso de la mitología, que descubrí, sobre la península Ibérica, se convirtió en leyenda allá por los años 1970 cuando me narraron esta historia, de los habitantes de este País los desaparecidos Pueblo Tartesso





Brindo Por el Toro y su País.





From: enrhid63@hotmail.com
Subject: FW: sñta. Olaya.
Date: Thu, 25 Aug 2011 20:34:02 +0200








From: edicion@kalandraka.com
To: enrhid@yahoo.es
Subject: RE: sñta. Olaya.
Date: Mon, 22 Aug 2011 15:05:00 +0200



Estimado Enrique:



Olalla ya no trabaja con nosotros en este momento, pero siendo un proyecto tan antiguo del que no tengo noticias, seguro que es porque está archivado y que no encajaba en nuestras colecciones.



Lamento mucho que no le haya llegado nuestra respuesta en su momento.



Le agradecemos que haya tenido tanta paciencia y que haya confiado en nosotros.



Saludos cordiales,



--

Silvia Pérez Tato

Kalandraka













De: Enrique Hidalgo [mailto:enrhid@yahoo.es] 
Enviado el: lunes, 22 de agosto de 2011 9:49
Para: Edición
Asunto: Rv: sñta. Olaya.











----- Mensaje reenviado ----
De: "enrhid@yahoo.es" <enrhid@yahoo.es>
CC: edicion@kalandraka.com
Enviado: vie,29 mayo, 2009 21:16
Asunto: sñta. Olaya.



Buenos Días,me pongo en contacto con ustedes, pues desde el día 9 de Septiembre 08, envié por correo, un sobre con el contenido en disquete, de un cuento. a no tener noticias de ustedes, serian tan amable de ponerse en contacto,  para saber si se lo vuelvo a enviar o no gracias Enrique Hidalgo.










Sss quieres puedes seguir viendo este Blogg, solo tienes que pinchar en este enlace, gracias por compartirlo 







--
Publicado por Blogger para El País de la Piel del Toro el 1/01/2012 03:53:00 a. m.





Castello de Santa Bárbara,( Click) pinchando en la foto, te lleva a la asociación de castillos

Castello de Santa Bárbara,( Click) pinchando en la foto, te lleva a la asociación de castillos
Alicante

el manantial, puedes pinchar( Click) en la foto para ver los balnearios

el manantial, puedes pinchar( Click) en la foto para ver los balnearios
como el Agua, si no fuera por ella

El día se va, Pincha( Click) en la foto para ver la fiesta en la noche

El día se va, Pincha( Click) en la foto para ver la fiesta en la noche
la noche viene

Datos personales

Mi foto

Me gusta viajar leer y visitar lugares, para luego perderme por los cerros de Übeda.