Wikipedia

Resultados de la búsqueda

traductor Language menu

7 de febrero de 2013

Un día más de Crisis

                         




                                          Madrid 4 de Enero 2013->02






Joder, me entere por los medios de comunicación, los días cuatro y cinco hay huelga de Metro. Pero me esperan el día cuatro, en el barrio del Pilar. Intento entrar en la empresa, un amigo hablo de mí. La situación esta mal, desde octubre del pasado años no dejo de enviar, telefonear a empresas.



No todos están en el paro, miles de personas siguen trabajando, consumiendo y funcionando, las que tienen ingresos demandan servicios, posibilidad creó que tengo.



La esperanza no la pierdo, me iré andando, que más da lo que tarde, tengo todo el día, saldré a las ocho, no sé cuanto tardare pero no importa, iré como de paseo.



He tardado tres horas y media, en llegar muy cansado, menos mal que pasear por el centro de Madrid sin prisa es agradable, iré paralelo a la castellana, por la calle Zurbano, e de saludar a un amigo y felicitarle el nuevo año.



Se sorprendió de la gran caminata, mi amigo me señalo donde coger el bus para el barrio del Pilar, me dijo que no me castigara tanto. Te hare caso le dije. Me despedí de él.



En la espera en la parada, pensé si cojo el bus, no tendré otra ocasión de fotografiar, un poco de Madrid, las veces que pase por delante del Santiago Bernabéu, y no tengo ni una simple fotografía, del impresionante campo, hoy podría ser el días, me pregunte.



Salí de la marquesina, me enfile castellana arriba, cruce Nuevos Ministerios, era un buen paseo, tenía tiempo de sobra la persona que quería conocer se encontraría, en su despacho a la una.



Por fin llegue, allí estaba yo frente al gran escudo madridista, hice varias fotografías por si algunas salían mal, es una ventaja tener una camara digital. Busque otra parada del bus, no muy lejos se veía el monumento de Cavo Sotelo, de la plaza de Castilla, me dije por qué no ver las Torres inclinada.



Seguía allí, rompiendo las cadenas de la poa del barco, como cuando vi la primera vez, siendo un niño, mi padre me lo señaló en aquella época no se apreciaba tanta construcciones, ambos lado las torres, les hacían las reverencias, su espalda salvaguardaba, un gran obelisco giratorio, vi, las impresionante cuatro torres, que se dejan ver desde más de veinte kilómetros.



Tras contemplar el maravilloso conjunto arquitectónicos, me fui a derecha, encontrando las puertas de la audiencia nacional, me dieron ganas de pasar, y dejar mi queja denunciar al sistema, casi no funciona nada, gritaría, claro que con tanto casos de corrupción, trafico de armas, drogas, robos asesinatos. Mi grito pasaría inadvertido.





Eso es la ventaja que tienen el delincuente, que la justicia va siempre atrás, como los cojones de los Galgos. Tome la ancha avenida de los Austrias. Al cabo de media hora me encontre con la persona, de la empresa, le felicite el nuevo año.



Estuvimos unos veinte minutos hablando, me dijo que tal vez en primavera, tuviera una oferta para mí. Se lo agradecí, me despedí de ella y Salí. Cansado ya de tanto andar, me esperaba otras tres horas y medias.



La boca del metro, se encontraba al final de la calle, es el transporte más rápido de Madrid, siempre lo creí, aún teniendo servicios mínimos. Baje las escalera, la entrada se encontraba abierta, pregunte en taquilla, si funcionaba el metro, respondió que si, que funcionaba como cualquier días, compre el billete, baje al anden, con la sorpresa que era el único ser vivo allí, diez minutos después empezaron a verse por los andenes los usuarios.



Los secuestrados como llamé ese día a todo aquel que bajo, a las profundidades de Madrid, con la intención de llegar a su hora, a los trabajos, entrevistas, colegios, escuelas, hospitales, guarderías y cualquier otro servicios, que por este medio diariamente pasan miles de personas ajenas.



Con otros, problemas, que de los trabajadores del metro, seguro que ellos no saben cuales son los nuestros y si les importan.



Estuvimos unos veinte minutos, esperando el convoy, en ese trascurso fue viniendo más gente al andén. Por fin llego, el tren venía ya lleno de viajeros, me bajaré en Sainz de Baranda, pensé en hacer trasbordo ir a Pacifico.



Pero cuando el tren pasaba por las estaciones, era un choreo de personas las que entraban, de pie, si agarrarme no me movía de la presión, que llevábamos todos los de los vagones.



Con el agravante, que en cada estación, el Metro con las puertas abierta, esperaba entre diez y quince minutos, con la escusa, de que en algún vagón alguien, manipulaba las puerta, era agobiante, tan solo recordaba un viaje de esa característica, en los años ochenta.



En este caso el ferrocarril, ya venia con todas las plaza ocupadas, me pase trescientos kilómetros de pie, en el expreso de Badajoz., en cuanto llegue avenida de América, me baje, no lo podía soportar, me faltaba el aire, me estaba apareciendo un dolor en el pecho, se me acercaba, un ataque de ansiedad.



Menos mal, que esa estación se abre las dos puertas de ambos andenes, bajaron cientos de personas y todavía seguía lleno, no acelere el paso manteniendo las respiración, se me fue pasando, pero en uno de los banco de la estación, me encontré con una persona tumbada, con los mismos síntomas.



Ya en la otra línea, no paraban en venir cientos de viajeros, tras esperar el tren otro cuarto de hora, pudimos entrar, los espacios eran tan reducidos, que los últimos empujaban hacia dentro, recordando un video que vi en un metro, que unas serie de hombres, metían a empujones a los cientos de personas en horas puntas, en latadas en los vagones.



Me identifique, como un borrego, que viajaba en mercancías hacia los inviernos, dehesas extremeñas: en las curvas de las vías ni nos movíamos, no hacia falta de agarrarse, estábamos encajados como fichas del tretri.



Un matrimonio, se quiso bajar en la próxima estación, pero le fue imposible, ganar unos metros, la menoría fotografía, me mostro la lista de schindler, en el ambiente empezó aparecer un olor nauseabundo.



Cada estación que paraba unos quince minutos, con puertas abierta, por la megafonías interna nos comunicaban, que tenían que desalojar el tren, en el caso que no pudiesen cerrar las puertas. Pero allí no se movía nadie, era imposible, como pude saque mi cámara del bolsillo, hice una foto.



Seguro que no encontraría otro escenario como ese día, que me facilite mi secuestro, estafado, por unos individuos, que se ponga como se ponga, que sus conflictos laborales o convenios, a la mayoría de las en latadas personas, les importaban tres narices.



En mi caso, yo no tenía prisa, desde octubre del 2012, cuando nuestro convenio laboral, la dirección se lo paso por el forro. pero no dejaba de escuchar quejas, escusas por los teléfonos móviles, un chico joven hablaba con su encargado, intentaba convéncele, que se encontraba en el metro, le iban a descontar el día, escuche a su encargado decir, que siempre que llegaba tarde era culpa del Metro, supongo que no se lo creyó, el infierno que estuvo viviendo el chico.



Lo único, que pude observar, el cabreo el odio de los pasajeros hacia estos empleados municipales. De acuerdo que tienen que luchar por su mejora. Pero no teniendo encontrar a otros colectivos, si lo que quieren es joder a la dirección. Tan fácil hubiese sido no cobrar el billete, las perdida de ese día, hubiese repercutido en algunos miembros más altos de la Cúpula.



Otra forma sería, una costosa avería, que no hubiese podido salir ningún convoy, o una caída de tensión que hubiese afectado a los ordenadores controladores del las vías. O cualquier otra forma de protestar como hacen el sector sanitario público ante su privatización, que ese si es un tema que a nosotros, los viajeros del metro nos preocupa mucho más que la soberbia de algún empleado del Metro.



Después de llegar a casa, me vino a la memoria que, el Samur están de conflicto, no están de acuerdo con su convenio, me pregunte, ¿y si alguno del comité de empresa del Metro o cualquier empleado de el, le estuviese dando un infarto? Seguro que llamarían al Samur, y esto al recibí la llamada, le dirían que por tener servicios mínimos, tardarían unos cuarenta o sesenta minutos en llegar.



En un trayecto, que en días normales, recorrerían en menos de diez minutos.

¿Como se sentirían los compañeros del enfermo? A comprobar que pasa el tiempo, y que ni siquiera se encuentra una ayuda.

Circunstancias, que ese día, seguro que a más de uno o una, le despidieron, no pudo llegar a tiempo a ver a un enfermo, una operación, etc, varias madres desesperadas por no llegar a tiempo a las guarderías, seguro que algunos le descontaron el día, a otro les dijeron que no se presentara más, otros tuvieron que recuperar las horas.





Lo único que pude hacer yo ese día, es hacer varias fotografías y dejar escrito como las puñeteras crisis, nos pasan facturas a todos. La rebeldía del Mero, en este caso fue una gran revolución contra sus trabajadores, que ganan bastantes más que aquella gente, que fue secuestrada esas horas, en sus dominios subterráneos.



Empresa que gracias a los impuesto de los muchos, que viajamos, les inyectan dinero Publico tanto del ayuntamiento como el de la comunidad, ojala que las pequeñas empresas pudieran tener esa ventajas, seguro que el paro, sería mínimo en este País de Golfos y sinvergüenzas.



Vuestras malas gestiones, nos obligasteis a pagar los billetes, llenando hoy las cajas de vuestros jefes, si no quisieses los servicios mínimos, no hay otra cosa que haga más daño a los bolsillos de los dirigentes, como, tocar los bolsillos de vuestros superiores, o cortar todos los cables de las catenarias, o descarrilar uno que otro convoy, o quizás otras ideas, que os pudieran ocurrir.



Cualquier cosa que no os ponga encontrar del Pueblo de Madrid. Por fin llegó a Pacifico, ambos trenes, llegaron a la vez, los cientos de pasajeros empezaron a correr hacia el túnel de salida, otros cientos de personas bajaban deprisa para intentar coger los trenes.



Tuve la oportunidad de estar en un buen tapón, algunas personas se chocaban, mientras las últimas empujaban, para que avanzarán, algunas se cayeron, me nos mal que había luz suficiente, los de seguridad del metro aparecieron, al verlos la turba minoro la marcha, me imagine como fue el infierno de Madrid Arena, saque mi cámara con la intención de dejar constancia, del la mala organización, con la mala suerte que los empujones, no me dejugaron de hacer una buena toma.



Me pregunte, que si algún individuo, sin sus facultades al cien por cien, le agrada ver el efecto de choque de cientos de personas, y para esquivar unas a otras, se desorienten y se hacen los tapones, como ocurre en el rastro.



Hice mi trasbordo con la línea uno, este también se encontraba lleno, deseando llegar a Miguel Hernández, ya me encontraba agobiado, con la situación, vivida en los túneles de la M-30, me costaba respirar.



Volví a empezar los ejercicios que me enseñaron, ante que apareciese otra vez el Agobió, de ansiedad. Por fin llegue a casa, tarde dos horas y media. Suena el teléfono, me llaman del ambulatorio, ya tienen el volante para unas pruebas, que me tengo que hacer.



Decido ir andando, cualquiera coge otra vez el trasporte público, de todas las maneras es media hora, hasta el Puente de Vallecas. La vuelta subo por la avd. De la albufera, las calles están tomadas por la Policía local.



Deduzco por grandes influencias de padres y niños que esperan en ambos lados de las aceras, que la cabalgata le adelantó un día, no esta mal, un poco pobre, pero claro con la crisis, algo tienen que recortar.



Recojo algunos caramelos, que los pajes de sus Majestades, gustosamente me lanzaron, que al vuelo los atrape. Por lo menos el final del día de hoy, se me dio mejor pude ver las caras felices de los niños.

Tal vez me dejen un contacto de trabajo, esta noche bajo el Árbol de Navidad.












2 de febrero de 2013

Maripuri La cigueña





                                      Madrid 30/12/2012




Mientras suelto las pastillas encima de la encimera.






¡¡ Una Cigüeña ¡¡ se escucho, en toda la casa, no hice demasiado caso, no era la mejor época de ver una cigüeña.



Faltaba treinta y un días, para pasar la hoja del calendario y entrar en Febrero. Por San Blas, las Cigüeñas veras, dice el dicho, creo que es el día tres de febrero.






Y no un día cualquiera, antes de la especial noche vieja, a no ser que la cigüeña, quisiese ver el ambiente de las Navidades en Madrid. Pensé, que me gastaba una broma, pues la curiosidad, pudo más.



Decidí ir al cuarto contiguo, donde se produzco el grito, de una Cigüeña. De pie y cámara en mano, me encontré al protagonista del grito. Viendo yo también, el raro espectáculo, desde la ventana del cuarto, en frente del nuestro, edificio, en la azotea estaba posada en una pequeña antena de Televisión y Radio, la Cigüeña.

Salí muy rápido de la habitación, no tarde ni un minuto, en coger mi cámara e ir a otro ángulo de la casa, para una mejor fotografía, los pocos segundos que me llevo, la rápida intención, la cigüeña desapareció.

Menos mal que se le hizo ante, una rápida fotografía.
Se dicen de ellas, que son las aves de la suerte, yo pensaba que eran los flamencos, que en la antigüedad se creían que eran las aves Fénix. Estaba equivocado.

¡Ojala, ¡ me respondí, si es la de la suerte, haber si un día no cualquiera, a las puertas del nuevo año, me diera la satisfacción de encontrar un nuevo puesto de trabajo. O a lo mejor sería otra nueva Señal, o, coincidencias, que al cabo de los meses tropiezo con algunas.

Si esto fuera cierto, mejor dejarlo escrito esta anomalía, de esta ave de la sagrada buena suerte. De la urbanidad metropolitana, nidos de las parejas de hombres y mujeres. Tampoco no diferenciamos mucho.

Me dirán, unos y otros, como otras veces, que tengo demasiado tiempo libre, en tonterías. Si lo hago le diré, es para entretenerme,- si no sabes relatar, ni escribir, ellos, recriminarán. – no pretendo alcanzar ningún premio literario. Responderé.

Otros, me volverán a recordarme. – Que con las cosas importantes, que hay en la vida, y tú con estas pamplinosas chorradas. Lo dejare escrito, me defenderé, ¿quien sabe? si alguna persona, le entretuviese o simplemente recordar un echo similar.- Jajaja Reirán.

Pues no se que tiene tanta gracias, les amonestare, un año después de vivir en este nuevo edificio, observe un caso muy extraño con unas Urracas y un gato, pidiendo una explicación, me puse en contacto, con un naturalista, muy conocido en la radio, me dijo que me contestaría en antena, y así lo hizo, recodando el que vivió en su casa de Madrid, un comportamiento similar con su gato y unas urracas.

Tampoco es malo, escribir, diré, - hombre me contestaran, pero esto no es tan importante como traer el pan a casa. Claro que no, y esto es mi prioridad, pero mientras que lo encuentro. En estas horas muertas, dejarme alimentar mi imaginación. Lo volveré hacer tantas veces como me despierte la curiosidad.

La cigüeña se posó, en aquella antena, no, estuvo ni cinco minutos. Tan solo un cuarto de hora antes de empezará, la tradicional, Misa de la Familia, en la plaza de Colón, en Madrid. ¿Y que tiene de extraordinario este comportamiento, de esta cigüeña?, ¿estaría de paso?, o sería la del campanario del Pueblo de Vallecas?, ¿o tal vez, se perdió? No le vemos nada anormal, ya ni si quieran, emigran estas aves. Me contestaron.- Que sea extraño esta parada en aquella antena, a mi me da igual. También vosotros tenéis unas extrañas paradas y comportamientos, que a otros grupos de humanos, le chocarán. Los dije, la polémica fue servida.-Si pero, vivimos con acorde de la Mayoría de los Mortales.

Yo también. Pero a veces la mayoría, no ven, ni siente ni padecen, parece que les da lo mismos. Hasta que algún bicho raro, le saca de su letargo. Mirad a vuestro alrededor, como esta en peligro, el bienestar Social, creado por nuestros abuelos y padres, y otros que siguen a las mayorías, dedicándose, a deteriorar antes nuestras narices.

Como si fueran los únicos herederos del País, los bolsillos llenos de dineros del Pueblo, ¿para qué, si no van a vivir eternamente? Donde vayan ellos después su dinero y poder no le servirán:

Todos somos únicos o raros, que en mi caso, como decía mi antiguo jefe, Usted hace cosas, que a nadie se le ocurriría hacerlo, bien, por vergüenza o por no atreverse al juicio de los demás, los respondí. -Ya lo sabemos pero continua, me animaron.- Y sí se tratara de una nueva Señal, de la Madre Naturaleza, o divina de esas como, el Espíritu Santo, se trasformo en Paloma.



¿No te crearas, todas esas leyendas?, me dijo, Carlos, es que quieres cambiar el Mundo,- ¿por qué no? A cada instante se cambia el Mundo, lo que pasa que son tan lentos los cambios, cuando nos damos cuenta, nos pillan con una edad avanzada.- Carlos yo soy una gota más de lluvia que cayo en el gran Océano, eso significa que no soy como el infinito Mar, pero si soy parte de él. Hombre no lo se, pero cuando rió suena, agua lleva y esto, hace más de dos mil años, que esta escrito. La paloma es un ave asustadiza, humilde y mensajera.





Miles de personas, creen, en el Padre, el Hijo y del Espíritu Santo, y yo no soy nadie para llevar la contraría a estos miles de fieles, le respondí, supongo que dentro de este grupo, contarán con gentes expertas, investigadores, para que se siga buscando una buena explicación.



Las palomas Torcaz, ya sabes esas que son más grandes que las domesticas, llamadas bravas,- dijo Carlos, esa que en primavera, se hincha de moras y ponen las aceras y tú coche, perdido, defecando, como si hubiesen bebido agua de Carabaña. – No me lo recuerdes dijo Emilio, esos que son las llamadas de la Paz. La paz que se quedan vaciando continuamente sus cloacas, encima de los demás. Como son las del Espíritu Santo, nadie se mete con ellas, dijo Manolo, Ya se quedan en este País, que tampoco emigran.- Me informaron.-Por tu salud,- continuaron,- déjate de ver señales divinas, y fíjate más en las señales verticales, toma aquí, tienes esta multa de aparcamiento prohibido, que llego esta mañana, dile a tu cigüeña, que te mande dinero el de arriba, para que te la paguen., Jajaja rieron todos, dejándome en ridículo, otra vez.



Muy desagradable y chistoso corte, pero yo jamás, daría una de esas respuestas, no pretendo poner polémica, solo quiero dejarlo escrito, esta nueva aventura que me he buscado, ¿quien sabe, si alguien por esas redes Sociales de antenas, le podría sacar una sonrisa?, yo no hago mal a nadie, tan solo intentar ser útil, en el poco tiempo que me queda en este Mundo.



Si pero las Cigüeñas, no son tan dañinas como las palomas, al meno esta, que la llamare Maripuri, me recuerda al de una canción, que escuche en antena.- No es tan importante, quique, me dijo Emilio.



Eso depende como lo mires, ellas están siempre en su puestos, allí, arriba, donde el Dios del Trueno, descarga su iras contra el hombre, mandando a su voltaje destructivo, hijo ,el rayo, como si fuese buenas aislante del fuego producido del dichoso fenómeno meteorológico, son buenas profesionales de la Madre Naturaleza. Nos tranquilizan viéndolas a las cigüeñas.



Como si hablaran, las cigüeñas son parecidas a un equipo de Radio, por encimas de ellas están las antenas, de la torre más alta, como si esperaran las buenas noticias para el Pueblo, se pasa mucho tiempo en su puesto, me recuerda una buena locutora en antena, simpatizante de estas aves.



Otras no tienen, miedo a la reacción eléctrica, o a las ondas magnéticas. – De eso debe de ser verdad dijo Juan, cuando vamos al pueblo, por la carretera, se ven los nidos de la cigüeñas, encima de las altas torres de tensión.



No son tan tontas, dijo Carlos, si no emigran, tendrán que hacer como nosotros, buscar su vivienda con calefacción central,



Las risas, pasaron a unas anonadadas caras de sorpresa, nadie me quiso preguntar, solo sonó mi pregunta. -¿Alguien sabe por qué se dice que los niños vienen de Paris, por medio de las Cigüeñas? Hice una pequeña broma, diciendo que yo era más parisino, que español. Hasta que averigüe su significado de este echo claro.



No te enfades y cuenta, que nosotros, sabemos el dicho, pero no el echo de por qué.- Es una antigua leyenda, que como todas han pasado fronteras, continué,- alguien la dejo también escrita el echo.



Hubo una pareja de Cigüeñas, estas siempre anidada en uno de los Campanarios de la Catedral de Paris, solo emigraban a unos cuantos kilómetros de la ciudad, como todos los años escogían un pueblo de Francia, debió de ser que el ecosistema, con temperatura agradable, para estas aves, en esta localidad, es parecida al país donde emigran, ahorrando a la pareja miles de Kilómetros.



Dio la casualidad, que uno de los años, que emigraron las cigüeñas, desde su Paris Natal, la pareja de Cigüeñas, coincidió con la llegada de varios niños al Mundo en el Pueblo. Por eso dijeron que el nacimiento de los niños, vino con la llegada de la pareja de cigüeña. Desde ese día los de pueblo, decían que con la llegada de las cigüeñas a su municipio, algún nacimiento vendrá. Por eso se dice que los niños los traen las Cigüeñas, desde Paris.



Veis, como una buena observación o señal, puede traspasar fronteras, incluso puede llegar varias épocas, hasta que la historia, la deje apartada por estar obsoleta. Desapareciendo, nosotros en el olvido, y resucitando de la muerte, por el simple echo de escribir en un folio. Sin dejar nada, por muy pequeño que sea la parada de la cigüeña en la antena de la televisión. El relato lo escribiré: es la única manera de no desaparecer del todo. Sea señal o coincidencia, creo que mi deber es Molestar aunque sea de esta manera, y mi obligación, satisfacer la curiosidad de unos y otros:



Muy bien pensado: dijo Antonio, pero esto de la cigüeña es un cuento chino, no lo había escuchado nunca, pero recuerdo unos dibujos animados, que una cigüeña, bajo su pico, colgaba una especie de tela blanca, redonda, que dentro llevaba un bebe, y lo dejaban caer, a las parejas de campesinos. Y tu Quique que piensa de este cuento.



Lo que pienso, que algunos de los muchachos, avispados, en épocas pasadas, preguntaron a su padres, como nacieron ellos, a no saber como explicárselo, pues tiraron de lo más a mano, las Cigüeñas, que siempre anidan y cuidan de su pequeño, desde que el hombre edifico la primera Torre o Campanario.



La Abuela, por fin hablo, en mi generación, tuvimos que aprende solas, de mayor, cuando nos cansamos, y mira mi nieto con tan solo nueve años, ya sabe tantas cosas, que a mí me costo descubrir varios años.


Dedicado a mi gran amiga en antena, esto no es un día cualquiera Pepa. F.



Enrique H.






                                     Madrid 7/2/2013



Hoy tarde, recibí un ejemplar gratuito de la revista mensual, de Vallekas, de febrero13 año30/Nº312. que en la pagina 18, una fotografía de la Cigüeña, llamada Max, una hembra de 13 años y medio, que desde hace ocho años dormía en vallecas sin emigrar al África, y que tenía el récor de seguimiento de un animal por baliza. con un total de 60.000 kilómetros.a suavizar las temperaturas en la región no emigraba. durante el día, según el reportaje, merodeaba por el parque del sureste, hasta la noche que dormía en vallecas.
su seguimiento lo hacía el museo de Historia Natural de Friburgos, que fue el que comunicó la muerte del animal, al no detectar  movimientos durante días. 

Su cadáver se encontró a cien metros de una línea de alta tensión  entre las localidades de Pinto y Valdemoro.( se suicido ante el sufrimiento del País). El seguimiento de Max ha permitido conocer las costumbres de estas aves migratorias, que son capaces de volar 500 kilómetros en un solo días, si las condiciones del viento son favorables. Decía el articulo.


Me pregunte, si sería la misma cigüeña, y si era cierto seguro que se posó enfrente para despedirse de nosotros, para un solo viaje, largo y definitivo, hacia la inmortalidad en su nuevo paraíso. 


Enrique Hidalgo.

enrhid63@hotmail.com


 Como si quisiera la Cigüeña llamar a esas puertas del Cielo.




Castello de Santa Bárbara,( Click) pinchando en la foto, te lleva a la asociación de castillos

Castello de Santa Bárbara,( Click) pinchando en la foto, te lleva a la asociación de castillos
Alicante

el manantial, puedes pinchar( Click) en la foto para ver los balnearios

el manantial, puedes pinchar( Click) en la foto para ver los balnearios
como el Agua, si no fuera por ella

El día se va, Pincha( Click) en la foto para ver la fiesta en la noche

El día se va, Pincha( Click) en la foto para ver la fiesta en la noche
la noche viene

Datos personales

Mi foto

Me gusta viajar leer y visitar lugares, para luego perderme por los cerros de Übeda.