Entrada destacada

El español más importante de la historia

traductor Language menu

Mostrando entradas con la etiqueta cartas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cartas. Mostrar todas las entradas

15 de mayo de 2017

el engaño

El País de la Piel de Toro
Centro Comercial Madrid Sur donde estaba este desaparecida superficie comercial de supermercados



No es un día cualquiera




                      Madrid 13 de Septiembre 2009



Me pongo en contacto con ustedes, para dejar en este escrito, el descarado gruñón justificado que soy, en el descuido o engaño, con o sin ánimo de lucrarse.

Depende si está detrás de todo esto, “la dirección de las  Empresas, o bien algunos encargados de estas”, quien sabe por miedo o por pelotear con su superiores.

Que se hacen cualquier artimaña, para subir unas gráficas, que ni los expertos en economía, no, nos enseñan cómo se debe sobre vivir, en una desaceleración económica nacional.

Relató esta experiencia ocurrida hoy domingo, dos de agosto del año de Nuestro Señor, dos mil nueve, hora once a doce del mediodía.

Y no sabiendo a donde dirigirme, delegó en ustedes, como llevo observando en varios programas, las quejas a diferente empresas, y para eso son las informaciones públicas establecidas, que nosotros, los escuchantes, es la única manera de que se nos oiga.

Sabiendo como alguna empresa funciona; Desde este documento  puedo jurar, que es el capital privado, quien crea todos los puestos de trabajo. Y por lo tanto el mismísimo puteo a los trabajadores obreros.

Mientras que las instituciones o empresas públicas recaudan los beneficios de estas y de todos nosotros, los consumidores, importandoles tres narices que sus ciudadanos, sean engañados, ultrajados y violados en sus derechos.

Este días dos de agosto, en una superficie comercial de la avda. Pablo Neruda, esquina Asamblea de Madrid, nos presentamos, con la intención de comprar unos productos de primera necesidad, como los productos lácteos.

En el pasillo de las leches y derivados, cojo dos pack, de seis litros de leche, marca blanca Eroski, que el precio del mural, en letra grande, en oferta, pone el precio de 0,55 céntimos de Euros, el litro.

Aprovecho esta ocasión, introduciendo en el carro de la compra, suministrados por la superficie, para después pagar en caja. Llegando a la cabecera del primer mural, a las alturas de los ojos, en una balda ancha, de la estantería del medio.

Mi compañera observa, que en casi toda la balda, menos unos cuantos huecos vacíos de este pack, están en oferta, en letras grandes a 2,49 céntimos/euros, los pack de 6 brik, de la marca lauki.

Pero toda la balda estaba colocado el producto de un litro, pero lo curioso que en los envase no aparecía en ninguno el contenido de 1Litro.

Se decide, por razón de bolsillo, hacer el cambio, antes de llegar a caja, mi esposa, me dice que nos acerquemos otra vez a la cabecera del mural, pues esta superficie, más de una vez se la jugó, con los productos, precios y con las colocaciones reponedoras de los producto de la mercancía.

Que luego en caja cobran otro precio a su favor, disculpándose con el error de colocación de los reponedores. Estando frente al mural, saco mis gafas de cerca, mirando el cartel en números muy pequeños el contenido es de 500 centilitros  o medio litro.

Pero toda la balda está llenas de brik y con letras muy grandes, 2,49 céntimos/euros, ves, me dice mi mujer, que hay, está la trampa. En ese momento se acercan dos representantes de la superficie.

Les llamo, les pregunto, que si estos brik, corresponde a la oferta, el encargado me responde, que son otros formato a los que se refiere la oferta.

Es cuando nos dirigimos a ellos, que si el formato es de capacidad inferior.  ¿Por qué tiene las balda con otro formato superior?- Preguntamos. En ese mismo momento, la Señora o Señorita, se dirige a nosotros, diciéndonos, que solo hay que leer.

Mi mujer le respondió, que esto no se hace de esta manera, imagínese que por un momento, su abuela o su madre, está comprado en este establecimiento, como cualquier otra persona mayor, teniendo dificultad en leer, o no saber a qué formato, se refieren las letras y números pequeños, porque se le han olvidado las gafas de cerca.

Es cuando la señorita se dirige a su compañero, que tenemos razón y a continuación quita el dichoso cartelito del mural, pegando el correspondiente, que está en otro sitio de la estantería, mal colocado. Los dos operarios se van y aquí no pasó nada.

En otra palabras, este Mundo es para los que saben leer, lo que no, nos jodemos, a comprar los productos más caros, pero que luego no se echen las manos a la cabeza, cuando salimos a la calle los analfabetos de presbicia, esos que no sabemos leer.

Pidiendo más protección, menos aumento de impuestos, un salario justo, trabajo estable, sanidad pública como siempre y una justicia igual para todos, no para los que fueron a prender a leer en las universidades, y se forran a cuenta de nosotros los analfabetos de vista cansada, que los consentimos todo. Creo que la nueva Revolución está al caer.

 Enrique Hidalgo para elpaisdelapieldeltoro@hotmail.com


1 de enero de 2017

Los Seguros

El País de la Piel de Toro



             Madrid  21 / 3 / 20216.

D. Ignacio Garralda Ruiz de Velasco
C/ Paseo de la Castellana, 33
28046 Madrid.

                          Madrid 1/ 1 / 2017

Esta es una carta  dirigida a una compañía de seguro en Madrid, que al final puede ser válido a otras, como están el caso de los seguros, que la providencia os proteja. Jamás pensé que adquiriendo un seguro de hogar, tendría todos estos problemas, así que decidí mandarla al mismísimo presidente de esa compañía, por lo menos, para que lo sepan las grandes esferas. 

Después de todo nos llamaron para pedirnos perdón y hacernos el ingreso, correspondiente a las facturas de las cerraduras. Pero el cabreo que ese día, nos dieron, no tuvo compensación. A ver si ustedes le pasan este atropello, y tienen más suerte, pero lo acertado es que no ocurra ningún desagradable incidente.

       Muy señor Mío:

                    Tenga la bondad de no pasar por alto, este incidente en forma de queja, de una familia mutualista, que quien escribe y su cónyuge, tienen contratado, los seguros, automóviles, hogar y fondo de pensiones.

En la fecha del parte del seguro de hogar con fecha, 16/2/2016, sobre las 15 horas de aquel martes, se llamó a Mutua madrileña Hogar, para que nos enviaran un cerrajero, al domicilio, pues la cerradura del fax de la puerta, no respondía a las órdenes de la llave, estaba con el pestiño de seguridad, roto, que solo se habré desde dentro.

Se presentó a las 17,30, de la tarde, pues en la centralita, nos aseguró que tardaría unas dos horas en ir. No fue capaz de abrirla. Con lo cual explicó, que tendría, que taladrar el bombín, hasta un centímetro, antes de llegar a la barra, con la intensión de empujar el seguro, que se pasó más, de lo habitual y  que el segundo cerrajero, nos informó, del destrozo, que ocasionó, este primer cerrajero.

Todo esto, tuvo que pedir permiso a su empresa, pues parece que no tienen autorizado, romper la puerta, pues no era ya capaz de abrirla. Mientras, que intentaba, con el taladro, mi esposa, llamó otra vez ala muta hogar, y le pasa el celular al cerrajero, para explicar a mutua, las incidencias de la cerradura, y que venga otro cerrajero, que tienen mejores herramienta, antes de colgar, la señorita operaria de la mutua, le dice, que en una hora estará el segundo cerrajero.

Por orden mía, le digo que llame, otra vez al seguro después de más de una hora, sin venir, yo desgraciadamente,  me encontraba fuera de  Madrid. Su sorpresa fue, que no estaba reflejada por ninguna parte, el segundo aviso,   que el cerrajero informó a la telefonista de la mutua, ni rastro de la conversación con  el cerrajero y el operario, del Seguro. Volviendo a tomar otra vez nota de la incidencia.

Asegurando, que en una hora estaba el cerrajero en el domicilio. Cuando llegue a mi domicilio, a las 21,15, de aquel siniestro día, me encuentro a mi familia, tirada, en el descansillo, del rellano de la casa. Sin poder entrar y solos, sin ninguna explicación por parte de ustedes.

Cogí el celular, muy enfadado, sabiendo que la señorita que me atendió, no tenía la culpa, que urgentemente tengo que entrar en el domicilio, pues en él, estaba unos medicamentos, que no podía dejar de tomarlo, estando en tratamiento médico con riesgo de sufrir un ataque.

En la incidencia, me indica que le dé el número de teléfono, pues antes, tenía que hablar con la persona, que supuestamente tenía que haber venido dos horas antes.

Minutos después, suena el celular, el segundo cerrajero, nos confirma, que en una hora, está con nosotros en el domicilio, eso mismo nos llevan diciendo ustedes cada vez que llamamos, le respondo, cuando nos dice que estaba saliendo de Guadalajara. El segundo cerrajero apareció a la 23,15 de la noche.

 Confirmándose, que nuestro aviso se lo dieron a las 20,00 horas de la tarde, como verá usted, esto no era normal, un secuestro por parte de la compañía, pues eche usted la cuenta, de las horas que estuvimos, sin comer, ni poder ir al servicio, cansados, malhumorados, sin tomar ningún tipo de medicamento, incrementando, euros a las cuentas de telefonía de Orange, etc.

Después de más de una hora, intentando, nos dice, que no puede abrirla, que la única solución es romper el cerco, y que su empresa no le autoriza. Cuando ya está uno harto de estas inclemencia, por parte de su compañía, sufriendo un verdadero calvario. 

¿Qué pensaban ustedes hacer con nosotros?, pasar la bola, o ¿dejar que nos busquemos la vida?.

Le aseguro, que me arrepentir, en ese momento, de darme de baja en Mapfre hogar, para irme con vosotros, por tener, con ustedes desde haces años contratados todas las pólizas.

 Y si contratamos un seguro con ustedes, es para que en casos como este, nos den una rápida solución, y no coger un cabreo de tres pares de Narices.

Mi mujer desquiciada ya con el segundo cerrajero y ya pasadas las 0.30, de la madrugada, dijo que él no se movía de allí, hasta que no abriera la puerta. Nos dijo que la única solución era romper el cerco, pero le teníamos que firmar un documento, o una autorización.

Señor  Garralda, como verás, después de diez horas secuestros por ustedes, firmamos, esa autorización, y en menos de cinco minutos, lo que tardó en poner un nueva broca para madera, entramos en el domicilio, eso sí, tuvimos que pagarle una cerradura, que  cedimos a cambiarla nosotros por seguridad, pero con la otra cerradura, que rompieron ustedes, nadie de ustedes se ha puesto en contacto, imagino que este incidente, no llegó, donde tiene que llegar.

Señor Garalda, como verá, me hubiese costado más barato,  en buscar un albañil, hacer un simple agujero, en la pared, para que entrara, el brazo y libra, el seguro del fax, y Luego taparlo,  en menos de dos horas, hubiésemos entrado en el dormitorio, sin el cabrero o la incertidumbre, que ustedes están creando, y ahorrando más de 300 euros, que me cuesta este  tipo de servicios.

Tenga en cuenta que jamás me queje, con la formidable actuación del seguro del automóvil.  Se despide de usted los Mutualista.

Enrique Hidalgo,  Socio, 5418912  Póliza 916652.
Mª. P. M.  Socio, 6207715 Póliza 2011480   
Enrique Hidalgo para elpaisdelapieldeltoro@hotmail.com

15 de noviembre de 2016

La Fecha

El País de la Piel de Toro



http://www.colegiosantacruz.org/calendario.html
Colegio Diocesano de Santa Cruz
Avda. de Burgos, 3 
19005 Guadalajara ( España)





El Papa pide perdón en Australia de los abusos sexuales, bien ya es hora, ¿pero y del maltrato infantil, por parte de Sacerdote, que?, me pregunte, que haber los hay, o los hubo.



                               Madrid 20 de Julio de 2007


Este, documento que relato siempre quise hacerlo, muy poquitas personas conocen esta información, mi antiguo jefe, que era muy religioso, se lo narré un par de años atrás, no se lo creyó, o se quedó tan anonadado, que se subió a su despacho ante de lo habitual, diciendo que era surrealista total.

Pero ante en los años 2003/04, creo recordar que se lo narre tal como lo viví, esa tarde noche de aquel nefasto día, que paso a la historia como el fin del franquismo, una fecha que muchos años atrás también era recordada por el fusilamiento de un líder político, que hubiese cambiado en rumbo de la España, si una guerra, eso creo con la información que fui adquiriendo.

Por esos algunos de mis compañeros, me miraban con recelo, pues siempre salía a relucir esa noche de aquel día, no tuve más remedio, que desarrollar mi amarga experiencia aquella, noche del 19 de diciembre y la mañana del 20, jamás se me olvidará, no por los acontecimientos histórico, sino, por la grandísima pena de no haber podido defendermé, por ser un menor de edad, con tan solo doce años. Ante  un verdugo de más de cuarenta años, con un peso entre setenta u ochenta kilos.

Encima deportista, cargo de subdirector del colegio, hizo construir un frontón, en el patio del colegio, para tener cerca los
campeonatos, de pelota vasca, corría la leyenda, que se 
quedó subcampeón de Castilla leon,
 en este arte, aficionado el deporte, en Castilla la Vieja.

Como verán ustedes les plantee, que no pude hacer nada absolutamente nada, en mi época, si el maestro te daban un golpe, era por algo, decían mis padre, claro que estaban como algunos muy equivocado. La culpa el régimen, como pude observar.

Mi experiencia con el antiguo régimen, (franquista), de nada me pudo servir, mi corta edad, me lo impidió, mis pensamiento y obras, estaban en otros  menesteres, como la enseñanza o el juego.

Después cuando te vas haciendo mayor, pasas a la cama, es más grande que la cuna, que se te quedó pequeña, para la mayoría, en cambio a mi sigo pensando como ese niño de doce años, que esa noche le arrebataron su inocencia.


Quizás, ese bajo golpe que recibí, en ese invierno, me hizo ahondar más, en aquella España a blanco y negro, ante que yo naciera, por eso cuando tenía la oportunidad escuchaba a los mayores, observaba las penalidades, me gustaba el nodo, más que las películas, en él veía el reflejo y sufrimiento o la alegría, de las gentes, que el antiguo régimen, cortó, todas las alas, al pueblo, para esclavizarlo.

Y me siguen gustando, los documentales o acontecimientos, extraordinario de mi País o lo que queda de él, Mi Nación, habiendo de  vivir demasiado de prisa, pues el atraso era descomunal, y la diferencia de clase, se notaba en la ciudadanía. 

Sí, he decidido dejar mi caso escrito, es porque en el mes
 de julio, el papa Benedicto XVI, pidió  Perdón públicamente,

 de los posibles abusos sexuales, de algunos dirigentes eclesiásticos, como protagonista, menores.

Anteriormente fue el difunto Papa Juan Pablo I, quien pidió perdón por los crímenes, que algunos desalmados en nombre de Dios, proclamaron sin escrúpulos. Mi padre tenía razón, cuando me decía que el hábito no hace al monje, de las vece que me lo habrá dicho.

Pero esto es parte de la historia pasada, pero lo mío, fue maltrato infantil, con resultado psicológico, y de esto la curia no hablan, ya sabemos todos que los curas quieren el mejor material, de ahí, que crean que son los mejores, ante Dios y el hombre. Aunque este cabrón, al día siguiente 20 de Noviembre 1975, después de una solemne Misa, por el Dictador, intento justificar y excusarse con su comportamiento la otra noche.

Lo que me alegre, es que nos dieron una semana de vacaciones, preguntándome qué más a menudo se tendría que morir, los jefes de Estado. Ojala que hoy en día a cada obrero le dieran un par de día de luto, por la muerte de algún presidente, o jefe de Estado, pues que Dios les tenga en su “Gloria”.

Pero a los que nos quedamos por aquí, cerca nos dará igual que sea bueno o malo con sus semejantes. De todas las maneras son ellos los que pasan a la historia.

Yo pertenezco a una familia numerosa, mi padre con nueve años se quedó sin protección, de su padre, en una época muy difícil gracias a este mandatario y su afán de llevar el rebaño por el buen camino, que no lo dudo, pero su católica Majestad, también intentó, que la Realeza entrara en su casa, asegurando su continuidad, supongo.

A mi madre le paso casi lo mismo, desde los seis años, también se quedó huérfana, de ahí que sus hermanos, algunos estudiaran en un colegio de cura.

 Bueno, fue en el colegio, el seminario no había plaza, con lo cual, después de un año o dos, me pasarían al seminario.

El tema de la religión, me gustaba, creo por eso me caucionar, o me lo pusieron muy bonito, para estudiar en un colegio de curas. La casualidad, quiso que una familia muy católica, llegará al vecindario.

Una puerta enfrente de otra, llegaron mis padres hacer una buena amistad, la hija mayor, era, monja, tal vez tuvo influencia a mi futuro por llegar. Parece ser que en Guadalajara, había un seminario y colegio de curas, que ellos, conocían, entre ellos  algún cura.

Hice sexto curso de EGB, una vez dentro, me costó mucho esfuerzo en concentrarme, y creo que lo pase mal. Con  el alejamiento de mis padres, aunque hice varios amigos, tanto mayores y de mis misma edad.

D. Benjamín, se llama o se llamaba, el cabrón, era el subdirector del colegio, los dormitorios son dos naves alargadas de dos pisos, divididas por dos muros de un metro de alto, por los menos el que eran el nuestro.

Los muros dos muros de metro, aparte de separar las naves, su función era también de cabecero, al final de la nave como al principio, eran una fila de lavabos, para nuestro aseo diario.

Ese año de 1975, me tocó dormir en el pasillo del central, en la segunda cama, en la misma entrada al dormitorio, del segundo piso, el colegio Menor Diocesano de Santa Cruz de Guadalajara, a la salida de la carretera de Sacedón, en ese mismo año, estaba a las afueras de Guadalajara, hoy en día está urbanizado, junto con el hospital. Con mucha frecuencia nos encontrábamos con cortes de agua, o a verías, o en los suministros, como ocurrió ese día 19/12/1975.

Ese día, como todos, se escuchó el silbato, nos levantamos y fuimos a los lavabos, para asearnos, nos encontramos que de los grifos, no salía ni una gota de agua, en vez cerrar el grifo, algunos de los chicos los dejaron abierto. Con lo cual cuando vino el suministro por la tarde, salían a raudales el agua por aquellos sanitarios.

Cuando se subió al dormitorio, para despedir la jornada, estaba totalmente inundado el suelo, y la multitud de grifos saliendo a chorros y con mucha presión, absorbiendo el líquido las colchas de las camas.

Yo me puse rápido el pijama, tenía que cruzar la larga nave para llegar a los servicio, las zapatillas, ya estaba empapada, me las quite, zapatilla en mano, como otros muchachos, fuimos saltando cama en cama, para no mojarnos los pies, y coger  un resfriado.

Cuando de vuelta lo hicimos, para nuestro lugar de descanso, observamos, que de entre los muros, sobresalen varias cabeza, viendo un espectáculo gracioso.

En ese momento, entraron varios curas, con algún profesor y el turtores, el aviso nos hizo bajar tan rápidamente de las camas, pero con la mala suerte, que la  mía, estaba vacía, y todos los curas y profesores estaban esperando a que yo llegara, como si fuese un cabeza de turco, quise explicar lo ocurrido.

Ante la negativa de D. benjamín, que era el cabrón, no se lo creyó, pensaron que estábamos jugando, no quiso mirar, las zapatillas y los bajos de los pijamas mojados, por el agua.

Con la mano derecha, me tiro una bofetada a la cara, que la esquive, pero con la izquierda no tuve esa suerte, y me alcanzó de lleno, de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, mi cabeza era de un sinfín de ida y venida, me contaron mis compañeros de camas, los más próximos, que no dejaban de observar, no sé cuánto tiempo estuve recibiendo golpe, perdí la noción.

No sé cuándo me acosté, pero esa mañana del  20 de diciembre de 1975, cuando D. Eladio ,el tutor, encargado de subir a despertarnos, con silbato en mano, no le escuche, y eso que estaba a escaso dos metros, de mi cama, despertándome mis compañero.

Como otra mañana más al calendario, después de asearnos, bajamos a desayunar, una vez todos en el comedor,  nos obligaron todos  a bajar a la capilla a escuchar misa, donde supimos que el jefe de estado palmo, comprendí, entonces las aguas revueltas, que los curas tenían esa semana. Antes de coger nuestras cosas, y enviarnos a casa,  el cabrón de D. Benjamín, se quiso excusar por el comportamiento, de la noche anterior.

No me acuerdo si me pidió perdón, lo dudo, años más tardes en los ochenta, me presenté con mi  automóvil y mi novia, con la intención de echarme a la cara, al cabrón de D. benjamín, y preguntarle si seguía teniendo los mismos cojones, de la noche anterior al 20 de diciembre de 1975, y si estaba dispuesto a volver a repetir, la hazaña, con un hombre y no con un crío de doce años.

Pero este tío ya no  estaba en el colegio, y los diáconos, que, que me encontré, no lo conocieron, uno de ellos, se ordenaba sacerdote, y nos invitó a la ceremonia, en Sigüenza. Fuimos con unos amigos, en la catedral, el sacerdote que oficiaba, la ordenación, era el director del seminario, al terminar, me baje a la sacristía y me reconoció.         



Entrada del Colegio y seminario de Santa Cruz, con los diáconos que se ordenan Sacerdote a mediados de los ochenta 

Pero este tío ya no  estaba en el colegio, y los diáconos,  que me encontré, no lo conocieron, uno de ellos, se ordenaba sacerdote, y nos invitó a la ceremonia, en Sigüenza. Fuimos con unos amigos, en la catedral, el sacerdote que oficiaba, la ordenación, era el director del seminario, al terminar, me baje a la sacristía y me reconoció.

Unos años más tardes, algunos alumnos de centros religiosos, denunciaron algunos de estos tipos de ¿defensores de la fe y valores filosóficos, éticos? Castigando por abusos sexuales a niños, que en mi caso fue un maltrato infantil. Comentandolo a mi mujer y compañera.

Me dijo, que si lo podías demostrar, claro que después de más de treinta años, quién me iba a  creer,  pues tenía razón, desarrolle la carta la imprimí con la intención de enviarla,  al arzobispo de guadalajara http://arquidiocesisgdl.org/inicio.php pero en el último momento desistir, no enviándola, pero sí en cambio, me valió, para dejarla, en el blog, del País de la Piel del toro.
    
Quizás, algún lector, le parece surrealista, este documento, ya que el maestro de este cabrón,  no le  hizo  caso a su jefe con las enseñanza, dos mil años atras que él proclamó a los cuatros viento, “dejar que los niños se acerquen a mi”

En esto casos mejor alejarse de ellos. No sean que os perjudique.


En Madrid a 20 de Julio de 2007, Redactado por Enrique Hidalgo Para elpaisdelapieldeltoro@hotmail.com







1 de octubre de 2016

La caducidad

El País de la Piel de Toro

Agosto del 2007 visitando el Museo del Turrón en jijona, se pagaba la entrada y después por un pasillo que te guiaban salias a la famosa tienda donde se compran  precio del mercado, del estocaje que la temporada pasada no fueron vendidos. 




Madrid 11 / 9 / 2007

Museo del Turrón
Polígono Industrial Ciudad del Turrón
Sector, 10,2
Carretera, Jijona-Busot, Km, 1
03100 Jijona (Alicante)



Muy señor Mío:


  El motivo de escribirle, esta carta, es para transmitirle mi queja, que seguramente la dirección de la empresa “desconoce”, y dejarlo inmortalizado en este  escrito.

No me gustaría que ustedes pasaran por alto, este pequeño gran detalle.

Los hechos ocurridos en este documento, fueron los días 23 al 25 de agosto de 2007, cuando adquirimos unos productos, de su conocida marca, que su estimada empresa nos vendieron con tan solo tres meses próximos a caducar.

Mi indignación fue tal. Cuando miramos por casualidad el mencionado producto, nos dimos cuenta, a 30 kilómetros de Jijona.
En el momento que se pudo al día siguiente, nos pusimos en contacto, con ustedes, telefónicamente, con la respuesta de unas de sus colaboradoras, respondiendo que fabrica, lo hace esos productos con esos meses cortos de caducidad.

A colgar el teléfono, cogimos otra vez el coche, haciendo el correspondiente viaje de ida, transcurrido otros 30 kilómetros, llegamos a su fábrica-Museo.

Con su respectivo tike de compra, para su inmediata devolución en metálico del importe pagado días atrás, en su tienda, de fábrica.

Estos, estimados señores, pasaría invertido, sino fuera, que nos sentimos engañados, estafado  por marca, con su debida falta de respeto a unos consumidores. No sabemos si es por qué nos vieron con cara de despistado por el cansancio acumulado, en el viaje realizado a su provincia.

O como vulgarmente se dicen de “tontos” pues señores el veneno que llevo en mi vena, les aseguro que saldría tarde o temprano.

No se dan cuenta, que somos muchos, los turistas, que decidimos ir a comprar sus productos, en fábrica, ver su museo adquiriendo después su marca  para regalos de navidades.

Por lo menos, aquellas personas que compramos sus productos,  para otra provincia, tienen el deber y la   obligación de  elaborar  sus productos, mínimo 12 meses, de fecha de caducidad.

Este tirón de orejas para ustedes, me vino a mi memoria, los importantes premios, inclusos, los beneficios, que obtiene su empresa: claro que a bases de las personas, que no le importa pagar un producto de calidad, aunque sea de elaboración pasada y quien sabe si de alguna devolución de alguna gran superficie de hipermercados.

Con el costoso trabajo, que con ello lo requieren su larga elaboración. Pues me viene a mi memoria, que dicho hombre ilustre, dejó dicho, que el rico come y el pobre se alimenta.

Más vale, que sus productos a punto o tres meses próximos  de caducar,  lo bajen de precio o se los entregué a una ONG, como por ejemplo UNICEF, pues les aseguro, que los pobres niños, lo recibirían encantado.

Es menos goloso que el dinero, que algún desalmado sin escrúpulos podría repartirlo, no como Dios manda. Y en segundo lugar, el nombre de 1880, el lobo, seguro que no se les olvidaría a ellos en mucho tiempo.

Adjunto fotocopia de los dichosos productos con su correspondiente Tike de compra, para que esta queja no se quede en  Olvido.
Se despide de Usted,   Enrique Hidalgo


A  mediado de diciembre, esta carta.  Fue contestada con una encuesta, que me enviaron, deduje que no entendieron mi queja, o no se quisieron dar por aludidos, y que los productos no estaban en mal estado, enseñando la cartas a mis compañeros, les dije que pasaba ya de tanto marear la perdiz.

Unos días anteriores a nochebuena, una agencia de transporte se puso en contacto conmigo, para entregarme un paquete de Alicante, al día siguiente, se presentaron en casa con un enorme paquete de gran dimensión  al recogerlo y llevarlo adentro de mi domicilio.

El repartidor, me dijo que era para el 6B y no para el 3B, que hubo una confusión por parte de él, recibiendo después otro paquete con dos tabletas de turrón y una torta turrón de alicante, que se recibió junto con otra carta esta con fecha de enero del 2008.

Enrique Hidalgo para elpaisdelapieldeltoro@hotmail.com









Podéis seguir este blogg en esta entrada https://manuelelhidalgo.blogspot.com.es/2013/05/los-pettis.html



1 de agosto de 2016

La Invitacion

El País de la Piel de Toro




D. Ricardo de la Cierva 
C/ Castellana, 45 (librería)

                          Madrid 12-6-2009

Muy Señor Mío:

      Hoy, he podido escucharle de pasada, en el programa, de radio, la mañana, no toda la interesante entrevista que le estaban haciendo, y respondiendo  con su infinita inteligencia.

Pero quiero preguntarle, o transmitirle mi inquietud, que la memoria histórica y el levantamiento de fosas comunes. ¿El por qué, no se hicieron en los años ochenta del pasado siglo XX?, estos años, nos gobernaron los mismos señores, pero con distintos collares.

Yo creo, que lo que buscan debajo de la tierras, son un levantamiento de odio a unas personas, que nacieron décadas después, y confundirnos, estoy de acuerdo que se estudie y se recupere, pero siempre buscando la fórmula, menos dañina posible.

Tal vez, en esa pasada época de los principios ochentas o, a finales, si se hubiesen dado una paga, o facilidades a todos aquellos hombres o mujeres, que lucharon por unas ideas distintas, para enterrar definitivamente el odio. ¿O quién sabe uno el por qué no se hizo?

Casi seguro que el gesto, hubiese hecho buenas raíces. Pues hoy en día la mayoría están, pasando unas buenas temporadas, en los cortijos de los callados. Como mi padre gustaba referirse, a los cementerios.


Les aseguro, que los descendientes de estos hombres y mujeres, lo que más nos importa son otras realidades, como llegar a final del mes, teniendo nuestras necesidades cubiertas, como anterior al año 1900.

Yo, afortunadamente, nací mucho después del   año 1936, en la década de los 60, pero créame que siempre los hombres mayores, me recordaron cómo fue lo terrible en ambos bandos.

Lo que  hay que averiguar, ¿quién se benefició,  de todo esto? Y si se pudo haber evitado, y el ¿por qué? Dividir, todo y no para todo, familias enteras de este pequeño País.
Carta de presentacion e invitacion al libro.

¿A quién se benefició o beneficiaron? Porque los perjudicados, si sabemos quiénes  fueron, los niños como mis padres,   otros de su misma edad, huérfanos de muy pequeños, tuvieron que trabajar como hombres, para levantar este mismo País,  que otros a toda costa lo quisieron hundir y que hoy en día, van por el mismo camino.

A mi padre siempre me contaba, el mismo percance, que vivió en el 37 0 38, que gracias a dos milicianos republicanos, hermanos, Julia y Pepe. Estos apreciaban a la joven familia, y uno de los pequeños que eran mi padre. Me contaba, que incluso herido en una de las manos de Pepe.

De un tiro al escaparse de su arma que estaba limpiando, a enterarse de que un teniente junto con otros soldados, a mis abuelos paternos, Mi padre y sus jóvenes hermanos, se los llevaban para fusilarlos, esto que le cuento fue en Ciudad Real, donde mi abuelo estaba destinado, en Correo como cartero en esa época negra.

Quizá un chivatazo, puso en alerta a estos verdugos, pues gustaba a mi abuelo, bajar con mi padre a la estación, y dar cobijo a sus paisanos que venían, huyendo en tren de refugiado, en el tremendo frente, de  Badajoz, en ese año conoció, a mi madre con seis años, y el nueve.

En el registro de la casa, decía que encontraron un sable, y un pequeño látigo, con varias tiras de material, con acabado en trozos de metal, de eso que los monjes se azotan, en sus desnudas espaldas, para que el cuerpo no sea vencido de cualquier tentación pecaminosa.

Vicente, era un párroco conocido de la familia, que había salido tiempo atrás del pueblo, huyendo de la salvajada inquisitoria  persecución e asesinato de algunos hombres republicanos.

D. Vicente de vez en cuando pasaba por casa, para asearse, comer y descansar un poco, y se  marchaba porque no quería perjudicar más a la  familia. Mis abuelos, en compañías de sus pequeños hijos, estos asustados y llorando, por el trato vejatorio y salida traumatizada de la vivienda.

Tal vez otras personas, presa del pánico fueron, buscando a estos dos hermanos salvadores, con otros soldados milicianos, ya en el paredón, la miliciana Julia pistola en mano, se la puso en la sien al teniente, diciéndole que si ellos morían el mismo y los suyos irían detrás.

Dos meses antes de morir mi padre, en casa nos contó su última experiencia, a mi mujer y a mí, de cómo degollaban, a los novicios o diáconos y curas, en el seminario de Ciudad Real. Con el gesto del dedo,  pasándoselo por el cuello.

El Párroco, también fu detenido y puesto en libertad, porque de su boca salía, todo tipo de blasfemia, odiaba y maldecí, como si se tratara del mismísimo hijo de Lucifer, incluso los militares tenían duda de que esté, en la tierra representa Nuestro Señor Jesucristo.
Luego cuando los Nacionales, ganaron este párroco, denunció a los abuelos, con lo cual también tuvieron algunos problemas, portándose mal con la familia. Desde entonces,  mi padre no creía en ellos.

Mi Padre, me contó, al preguntarle yo, que si no tenía relación con los hermanos milicianos, me contestó que en los años setenta, después de una larga estancia en Rusia, se encontró con Julia, pepe ya había muerto.

Con estas letras, mi ilustrísimo señor D. Ricardo, ni los de, derechas, eran tan malos, como quieren hacernos ver las izquierdas, ni algunos de las Izquierdas, eran tan buenos, como nos lo venden ellos, los Republicanos.

Este resumen me lo contó muchas veces mi padre, que estoy obligado a contarlo, pues algo parecido le ocurrió a su pobre familia.

 Y dejarlo escritos, pues estos soldado, de vez en cuando los emborrachaban a los niños de su edad, para reírse de ellos, o para convertirlos demasiado pronto en hombre, como fue el caso de mi padre. Nunca me supo decir con qué fin, quizás, para que olvidasen todo aquello malo, que vieron, en su pequeña vida.

No se puede imaginar las de veces, que me dijo, que más vale tener una mancha en la familia, que una familia en la mancha, que le corregía, diciendo que no es así como te lo aprendisteis, que el dicho es, “mejor tener familia en la Mancha, que no tener una mancha en la familia”.

   Voy yo, y me caso con una manchega,  tanto que me repetía el refrán, que estoy seguro que Dios, para que no olvidará,  el destino me hizo conocer a una mujer de la provincia de Ciudad Real, teniendo  familia en la Mancha, hasta hoy día nueve de junio del dos mil nueve. Que me quedé de piedra, al escuchar esta frase “Que fueron tan malos, que inventaron el Quijote, para ridiculizar nuestro Apellido.”

En los años ochenta conocí a mi suegro, fue herido de suma gravedad en el frente de Madrid (las rozas), en el treinta y nueve, y en zona nacional, este me contó varias veces, que los republicanos, requisaron todas las yuntas y ásperos, que sus padres tenían para sacar adelante a sus familia.

Dejándolo en la mismísima miseria y dejándolo para morir de  hambre, siempre me dijo que ese tipo de justicia, nunca será bueno. En él años mil novecientos ochenta y nueve. El Gobierno de Felipe González (PSOE), le reconoció y concedió una pequeña paga de mutilado de guerra, de reconocimiento de caballero. Después de mucho luchar con cientos de papeles y tribunales, unos meses después murió. Pero al fin estaba contento con sus reconocimientos, Caballero Mutilado  en la Guerra de España, de aquellos que se le llamaron la quinta del biberón, por no tener ni dieciocho años cumplidos.

De conseguir algo de estos gobernantes, que los que les importa de nosotros, son los impuestos, a parte de nuestra vida, cuando está en juego eso de la Patria. Yo la memoria histórica la cambiaría por otra memoria,  la del  Latín obligatorio, pues para mí que  soy bastante aficionado a la piedra, me encuentro con mucha inscripciones, en esta muerta lengua, y no entiendo ni papas, el significado, y eso que pongo mucho interés, en el esfuerzo, de comprenderlo, pues el poco tiempo de mi escolaridad, me enseñaron que nuestro idioma el Español, viene del Latín.


Un  saludo de Enrique Hidalgo.



 Unos días después, me llegó una respuesta en carta, junto con una invitación, a su presentación del libro Caídos por Dios y por España. Me hubiese gustado conocerlo, pero el horario no me lo permitía, tampoco estaba el horno para bollos en el trabajo, para pedir el día de la presentación, con lo cual al día siguiente llame a la librería, pidiendo mi disculpa, por rechazar la invitación, con lo cual lo transmitirá, al señor de la Cierva.https://es.wikipedia.org/wiki/Ricardo_de_la_Cierva

A aquella entrevista de la emisora, no enteramos, que él también le paso lo mismo, que a mi padre, pero toda la  familia, menos el, que le pudieron sacar del país, murieron a fusilados. ¿Qué odio tan grande, tuvo que tener, ese chico, para que años 

posteriores, sacará a la luz libros de la España Guerrera,  espero pequeño lector, que cuando leas, esto, o algo parecido, no ínsitas en provocar, en política, religión o fútbol, estos tres temas, son muy conflictivos, y están cargados de odio, y el odio es, el mayor peligro que puede tener el ser humano?, Ten encuentra, que del Amor al Odio, hay un solo paso, y muy pequeño.



Castello de Santa Bárbara,( Click) pinchando en la foto, te lleva a la asociación de castillos

Castello de Santa Bárbara,( Click) pinchando en la foto, te lleva a la asociación de castillos
Alicante

el manantial, puedes pinchar( Click) en la foto para ver los balnearios

el manantial, puedes pinchar( Click) en la foto para ver los balnearios
como el Agua, si no fuera por ella

El día se va, Pincha( Click) en la foto para ver la fiesta en la noche

El día se va, Pincha( Click) en la foto para ver la fiesta en la noche
la noche viene

Datos personales

Mi foto

Me gusta viajar leer y visitar lugares, para luego perderme por los cerros de Übeda.